El IAM admite su impotencia ante la retractación en la violencia de géneroUna cuidadora y su hija, detenidas por maltratar a un octogenario en Maro

  • El Instituto de la Mujer subraya que no se puede actuar si la víctima no ratifica la denunciaLa mujer, de 64 años de edad, también era pareja sentimental de la víctima

La directora del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), Carmen Cuello, ha asegurado que existen más casos en los que una mujer víctima de violencia de género no ratifica una denuncia, como el de la asesinada en Mollina, en los que "ni la Policía ni la Justicia pueden hacer nada". Cuello ha precisado que la Policía, en muchas ocasiones, efectúa de oficio la demanda cuando se da un aviso aunque la mujer no quiera presentar una denuncia, pero a la hora de ratificar esa denuncia la víctima algunas veces no lo hace.

Por su parte, el delegado del Gobierno andaluz en Málaga, José Luis Ruiz Espejo, ha recordado el caso de la última víctima de violencia machista en Mollina, que fue apuñalada presuntamente por su pareja, y ha reclamado unidad para apoyar a todas las mujeres que sufran esta situación. Ha destacado el esfuerzo de la Junta de Andalucía para crear una red de atención y apoyo para las víctimas de la violencia machista con varias medidas, entre las que está incluido el programa Vacacionantes.

Esta iniciativa, que llega a su decimosexta edición y se ha presentado hoy, ofrecerá a 536 personas acogidas en la red del Servicio Integral de Atención y Acogida del Instituto Andaluz de la Mujer, entre ellos 228 menores, unas vacaciones normalizadas, de las que pueden disfrutar también en Navidades. Carmen Cuello ha resaltado que Vacacionantes se integra en el objetivo de la Junta de Andalucía de ofrecer atención integral y temprana a menores que han vivido situaciones de violencia de género y que hay un acuerdo con Caja Granada para apoyar el proyecto con 6.000 euros.

La Guardia Civil ha detenido a dos mujeres por un delito de violencia en el ámbito familiar, por la presunta agresión al compañero de una de ellas, un ciudadano danés de 84 años de edad, según informaron fuentes cercanas a la investigación. Los hechos sucedieron el miércoles pasado por la tarde en la pedanía de Maro, en la localidad malagueña de Nerja. Según las fuentes, las mujeres detenidas son la cuidadora y a la vez pareja del octogenario, de 64 años de edad, y su hija, de unos 30 años.

La Policía Local de Nerja acudió al lugar de los hechos, tras recibir una llamada, aunque finalmente fueron agentes de la Guardia Civil quienes detuvieron a las dos mujeres, han apuntado otras fuentes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios