El IMV baraja el alquiler con opción a compra para 120 locales de Soliva

  • El Ayuntamiento reconoce que es una vía que se adoptará si a finales de año no vende, al menos, la mitad de los establecimientos · Ahora la enajenación está al 20%

La mayor promoción de vivienda de protección oficial (VPO) de Málaga capital ha acabado por convertirse en un quebradero de cabeza para el Ayuntamiento de la ciudad. A los responsables del Instituto Municipal de la Vivienda (IMV) se le acumulan a día de hoy más de 200 pisos y unos 120 locales comerciales a los que no da salida. La justificación en ambos casos es la misma: la crisis económica y la escasa disponibilidad de recursos que tienen los usuarios para optar a uno de los pisos o a uno de estos establecimientos.

Y en este escenario, toca buscar soluciones alternativas para liberar el stock de espacios comerciales que se acumula unos 14 meses después de que por vez primera fuesen puestos en subasta. Un episodio al que siguió una segunda intentona con escaso éxito, ya que a día de hoy, según confirmó el concejal del departamento, Diego Maldonado, se ha enajenado apenas el 20% de los alrededor de 150 espacios.

La previsión halagüeña que maneja el IMV para el cierre del ejercicio pasa por alcanzar la venta de al menos la mitad de los establecimientos. Pero ¿qué ocurrirá si no es así? La opción que este momento maneja Maldonado y el equipo del IMV pasa por variar sustancialmente el modelo seguido hasta el momento y abrir la vía al alquiler con opción a compra.

"Si cuando hayamos entregado todas las viviendas vemos que la venta de locales no alcanza un porcentaje adecuado estudiamos pasar al alquiler con opción a compra, pero reservamos esa posibilidad porque pensamos que conforme se ocupen las viviendas le empresas empezarán a interesarse más", expuso el concejal del PP.

Panaderías, peluquerías, cafeterías, farmacia... Son algunos de los usos que los compradores tienen previsto dar a sus locales. Y, todo indica que el barrio tendrá también supermercado. En ello trabaja, al menos, el Ayuntamiento. Maldonado informó a este periódico de que se mantienen contactos con algunas firmas de grandes superficies, a las que se ha ofrecido la posibilidad de adquirir alguno de los espacios de mayor dimensión. Misma línea se está siguiendo con las entidades financieras, comentó. Por el momento la respuesta no es afirmativa, según el edil del PP, porque parecen estar esperando a que la promoción sea definitivamente ocupada por sus inquilinos.

A este posible cambio de procedimiento en la venta de locales, hay que unir la decisión del IMV de hacer un llamamiento masivo a los que participaron en el sorteo de finales de 2006, al que concurrieron unas 23.000 personas, para adjudicar las alrededor de 200 viviendas protegidas que siguen sin venderse en Soliva. "La idea es poner en marcha el proceso en octubre, aunque antes haremos una amplia campaña informativa para que todos los interesados y con posibilidades económicas de comprar uno de estos pisos venga al IMV y entre la documentación", expuso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios