Icomos espera tener el informe sobre el hotel del puerto antes de la Navidad

  • Los técnicos del ente se reúnen con Seguí y con el Colegio de Arquitectos

  • Quieren visitar hoy la parcela y varios puntos de la ciudad

Comentarios 2

Cinco meses después de que dos miembros de Consejo Internacional de Monumentos y Sitios Histórico-Artísticos (Icomos) pisasen Málaga para estudiar en detalle el proyecto de construcción del hotel de 135 metros en el dique de Levante, los técnicos regresan para culminar el trabajo de campo y finalizar los encuentros con colectivos implicados. La previsión que manejan en el organismo no gubernamental, cuya labor de asesoramiento a la Unesco es reconocida, es que para antes de Navidades pueda estar finalizado el informe sobre esta iniciativa.

Durante la jornada de ayer, los técnicos tuvieron una reunión con el arquitecto de la torre, José Seguí, así con el decano del Colegio de Arquitectos, Francisco Sarabia. "Ha sido una entrevista cordial, hablando del hotel, del paisaje, de arquitectura, de la ciudad", explicó Víctor Fernández, uno de los integrantes de Icomos, que añadió: "hemos hecho una revisión todos los aspectos que creemos que pueden ser importantes".

Frente a la defensa que Seguí hace de la actuación, impulsada por un grupo de inversión catarí que él mismo acercó a la iniciativa, la posición oficial mantenida en los últimos meses por el Colegio de Arquitectos ha sido contraria a la intervención. Muestra de ello es lo que reflejado en el documento remitido a requerimiento de la Delegación de Medio Ambiente, en el que rechazaban la ejecución de este proyecto en ese punto del escenario portuario.

La visita de Icomos a Málaga concluirá hoy con un nuevo encuentro con el concejal no adscrito Juanjo Espinosa (con el que se estaba intentando contactar ayer) y con Ecologistas en Acción, también contrario al hotel. Este organismo ya mostró sus dudas sobre el procedimiento seguido cuando el pasado mes de julio mostró su "preocupación" ante la posibilidad de que el trámite ambiental simplificado elegido por la Junta "obvie aspectos clave respecto al futuro impacto del edificio". "Entendemos que en un proyecto de tal envergadura se dispondría de más garantías para asegurar que los efectos del proyecto no supongan un menoscabo de los valores del paisaje malagueño si se opta por el trámite ordinario", llegó a señalar.

Fernández comentó que una de las intenciones del grupo es la de realizar además una visita a la parcela elegida para levantar la torre de 35 plantas, así como de varias localizaciones de la ciudad, al objeto tomar conciencia del posible impacto que tendría el edificio. Cinco meses atrás, en su primera toma de contacto, Fernández que dijo que el documento no sólo incluirá el posible impacto del proyecto, sino el modo en que se desarrolla el proceso, "ver la vinculación que esta actuación y su posible afección sobre una ciudad que tiene 3.000 años".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios