Urbanismio

Icomos pide "renunciar" al proyecto del hotel del puerto por su "impacto irreversible"

  • El ente, que viene asesorando desde hace años a la Unesco, es concluyente al advertir de la afección que tendrí sobre el paisaje de la ciudad y del propio puerto

Vista del hotel proyectado desde la playa de La Malagueta Vista del hotel proyectado desde la playa de La Malagueta

Vista del hotel proyectado desde la playa de La Malagueta

Comentarios 1

Ocho meses después de que iniciasen sus primeras reuniones en torno al hotel-rascacielos proyectado en el dique de Levante, el Consejo Internacional de Monumentos y Sitios Histórico-Artísticos (Icomos), acaba de dar a conocer su esperado informe. A modo de conclusión, el trabajo redactado tras una prolija labor de estudio, sentencia la propuesta de edificar una torre de 135 metros de altura en este punto del espacio portuario. De manera literal, recomienda “renunciar” a la edificación promovida por un grupo inversor de origen catarí y avalada por las principales administraciones públicas.

La sugerencia realizada por este organismo no gubernamental, cuya labor de asesoramiento a la Unesco es reconocida desde hace años, toma como punto de partida “el impacto irreversible” que tendría la ejecución del inmueble, dada su “naturaleza permanente” tanto sobre el paisaje patrimonial de Málaga como de su puerto. “En ambos casos, tanto desde el punto de vista visual y objetivo, como desde el subjetivo y simbólico, el impacto degradaría la imagen y los excepcionales valores paisajísticos de la ciudad y, muy particularmente, los patrimoniales”, señala el informe, al que ha tenido acceso este periódico.

Lo que no hace Icomos es oponerse a que los terrenos ganados al mar tras la construcción del dique de Levante, con una superficie prevista para uso hotelero de algo más de 17.000 metros cuadrados, pueda ser ocupada. Pero para ello considera que ha de producirse “una reflexión y conocimiento previo, serios y profundos de los paisajes a los que afectaría y de cuál sería el alcance de su impacto”. A esta premisa inicial añade una segunda: “no es que deba la amenaza, sino que ha de valorarse su aportación para incrementar el valor del paisaje patrimonial de la ciudad. Asimismo, aboga porque cualquier uso se adapte “a la escala propia del lugar, que viene determinada por la presencia de un hito fundamental en el paisaje e imaginario social de la ciudad: La Farola, y por el resto de los elementos patrimoniales del puerto”.

Los apuntes recogidos en el documento ponen en cuestión de manera radical el papel jugado, entre otras, por las delegaciones de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio y de Cultura, de la Junta de Andalucía, que negaron la existencia de impacto alguno de la torre proyectada sobre el conjunto de la ciudad. Incluso, Icomos contradice a quienes, como el alcalde, de Málaga, Francisco de la Torre, han rebajado el valor del impacto del hotel de 135 metros tomando como referencia el barrio de La Malagueta. Al respecto, el organismo es claro: “no deben tomarse como referencia o atributo urbano susceptible de ser reconducido y ordenado, los volúmenes y alturas de La Malagueta, que son el resultado de una mala praxis urbanística y muy alejados de un planteamiento urbanístico y paisajístico adecuados”.

Más a más, la última recomendación de Icomos va dirigida a las instituciones “competentes”, con mención directa a la delegación de Cultura en Málaga y al Ayuntamiento de la capital. A ambos les demanda el desarrollo de “un análisis detallado sobre el paisaje patrimonial de Málaga, en el que se determinen sus valores, su proyección espacial, su sectorización y otros extremos que establezcan estrategias para su protección”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios