Ideas para el futuro 'Soho'

  • Los locales vacíos de la zona se convertirán en galerías de arte temporales mientras son alquilados

Comentarios 3

Ni el Soho de Nueva York ni el de Londres ni el de San Francisco. Los comerciantes y vecinos del entorno de la Alameda de Colón y la Calle Córdoba, en pleno centro histórico de Málaga, quieren que el futuro Soho de la ciudad sea algo propio, con identidad única, en el que tenga cabida todo aquel con ideas capaces de revitalizar un barrio con la cultura como telón de fondo.

Si hay alguien que tiene muy claro en lo que quiere que se convierta este emblemático barrio de la ciudad es Sergio García. Regenta un conocido establecimiento especializado en sándwiches desde hace ocho años y es el promotor de una idea que ha conseguido canjearse el apoyo de todos. Fue precisamente en su local, por el que pasan a diario una buena representación del mundo de la política, la cultura y los negocios de la capital, donde entre tertulia y tertulia se fraguó un proyecto que va camino de ser una realidad si las administraciones cumplen con su compromiso de impulsarlo.

La asociación Soho Málaga que preside este "asturiano malaguita", como él mismo se define, ya tiene definida alguna de las actuaciones que definirán el carácter vanguardista y cosmopolita de este nuevo distrito cultural. La expresión artística y la cultura en su más amplio sentido serán el eje del Soho malagueño. Y para conseguirlo ya han puesto en marcha una original idea que consistirá en darle vida a los numerosos locales vacíos a la espera de ser alquilados que hay en la zona. La iniciativa se llama Pop-up y persigue convertir estos espacios en improvisadas salas de exposiciones temporales mientras sus propietarios encuentran un nuevo inquilino. Con ayuda del Centro de Arte Contemporáneo, ya se están eligiendo a los artistas que podrían exponer ahí sus obras.

El eje central será la calle Tomás de Heredia. El Ayuntamiento de Málaga ha visto con buenos ojos la posibilidad de peatonalizar esta vía que permitirá "meter al Puerto en la ciudad", según aseguró a este periódico Sergio durante un paseo por el barrio. La idea es que desde el mercado de Atarazanas se pueda ver el mar si finalmente la Autoridad Portuaria derriba como ya ha prometido el antiguo almacén de Aduanas, ya casi en desuso, que ahora obstaculiza esta estampa.

La calles se convertiría así, según asegura entusiasmado el promotor del proyecto, en "la primera imagen que reciban los turistas que llegan al Puerto en barco de una ciudad moderna y capaz de ofrecer una oferta cultural amplia". Y todo, a través de un pasillo de flores que adornarán los puestos que hoy en día están ubicados en la Alameda Principal.

Pero ésta no sería más que la seña de identidad porque lo que pretende este colectivo cultural es que el barrio sea un hervidero de actividad en el que se instalen nuevos comercios singulares que enriquezcan la oferta que ya hay y que nada tienen que ver con las franquicias que han engullido el tejido comercial de la ciudad. Posiblemente la única tienda especializada en pósters cinematográficos en todo el país, una tienda de juguetes didácticos o una reconocida peluquería canina son algunos de los establecimientos que desde hace ya muchos años definen el carácter particular de este barrio. El único escollo que habrá que salvar será la prostitución que aún encuentra su hueco en este céntrico barrio. Con el Soho convertido en realidad confían en que deje de ser un problema.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios