Ingresa en el Materno un bebé que sufre presuntamente el 'síndrome de zarandeo'

  • La Junta decreta el desamparo del niño, de origen chino, ante los supuestos malos tratos

Un bebé de seis meses permanece ingresado en el Hospital Materno Infantil de Málaga desde el pasado 21 de agosto por un presunto caso de malos tratos. El niño, de origen chino, entró directamente a la UVI del complejo hospitalario y el pasado 3 de septiembre pasó a planta, donde se recupera, según las primeras exploraciones médicas, supuestamente del síndrome de zarandeo, un tipo de maltrato infantil que consiste en mover bruscamente al lactante. Ese gesto violento le habría provocado una hemorragia interna en el cerebro y dos tipos de afectaciones, una neurológica y otra en la vista.

En el momento en el que bebé ingresó en la UVI, el hospital activó el protocolo de sospechas de malos tratos por las lesiones que presentaba y puso el caso en conocimiento de los asistentes sociales para su seguimiento. Sólo unos días después la Junta de Andalucía, a través de la Delegación de Asuntos Sociales y Bienestar Social, decretaba el desamparo del menor presuntamente maltratado y se hacía cargo de su tutela con carácter de provisionalidad. En estos momentos, el equipo de protección de menores de la Delegación de Asuntos Sociales mantiene contacto directo con el personal médico del Materno para seguir la evolución del lactante y en caso de que en los próximos días recibiera el alta plantearía un recurso en base a las investigaciones que está realizando en el entorno familiar.

Según los médicos, la consistencia de los cerebros de los bebés de muy corta edad es semejante a la de la gelatina. Por ello, un zarandeo violento puede provocar mucho más daño al tejido y los vasos sanguíneos cerebrales que un golpe directo en la cabeza como consecuencia de una caída desde poca altura. Precisamente, el año pasado la Organización Mundial de la Salud (OMS) alertaba sobre el riesgo de zarandear a los bebés. Su informe también advertía de las lesiones cerebrales que podía provocar este tipo de malos tratos.

En 2008, los últimos datos disponibles, el Hospital Materno detectó 191 casos sospechosos de malos tratos, uno cada dos días. La cifra apenas supone el 0,19 por ciento de las 100.000 urgencias que atiende al año. Ante cualquier sospecha, como en el caso de este niño de origen chino, el centro activa el protocolo. No obstante, se estima que sólo un tercio de los malos tratos salen a la luz. Pese a ello, los casos registrados en el Materno en estos últimos años van en aumento. En 2006 fueron unos 150. En 2007, unos 160 y en 2008, 191.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios