Inmovilizan en el puerto el primer taxi 'pirata' desde el plan contra el intrusismo

  • El conductor fue a recoger a una familia extranjera para desplazarla hasta Marbella

Se disponía a recoger a una pareja extranjera, con la que previamente había acordado el servicio, en la terminal de cruceros del Puerto de Málaga para desplazarla hasta Marbella. Aparcó en una zona habilitada, se bajó del vehículo (perteneciente a una empresa de alquiler), mostró un cartel con el identificativo de la familia y esperó en la puerta a que saliera. Pero su "inseguridad" levantó la sospecha de los taxistas que se encontraban en la zona, lo que les llevó a recurrir a la Policía Portuaria para que comprobara si el conductor fingía ser uno de ellos, explicaron trabajadores del colectivo. La de ayer fue la primera inmovilización en la capital de un taxi pirata desde la entrada en vigor el pasado día 1 del plan contra el intrusismo, que implica la retención de la documentación del automóvil y que el conductor denunciado no pueda recuperarlo hasta que abone la sanción, esto es, 1.380 euros por infracción muy grave, además de los demás gastos que especifica el propio decreto-ley -los de depósito y traslado de los usuarios-.

El sector se mostró agradecido con la rápida actuación de la Policía y recalcó que este tipo de actividades ilegales supone "una fuerte competencia" contra la que les resulta difícil luchar. "No tienen seguro ni permisos. Tampoco están dados de alta en la Seguridad Social. Bajan los precios porque carecen de esos pagos", criticó Daniel Linares, portavoz del servicio Unitaxi de la Asociación Unificada de Autonómos del Taxi (Aumat).

Asimismo, subrayó la importancia de que existan patrullas de Policía Local especializadas en transporte, como en Marbella, a fin de conseguir una mayor coordinación, también con otros municipios, intensificar los controles y que los agentes cuenten con más formación al respecto.

El colectivo augura que el incremento de turistas que atrae la temporada de verano derivará en una subida de los taxistas piratas, sobre todo en la zona del aeropuerto y en la estación de autobuses. "Se ofrecen hasta jardineros con su coche particular. Engañan a los clientes por el ahorro, pero en algunos casos han cobrado más que nosotros. También a ellos les perjudican ya que no pueden reclamar ningún objeto perdido", señaló el responsable de Unitaxi.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios