La Inspección de Trabajo examina las salas de autopsias del IML

  • Los sindicatos CCOO y SPJ-USO habían presentado una denuncia después del fallo en el sistema de ventilación y reciclado del aire que provocó un desalojo

Miembros de la Inspección de Trabajo revisaron ayer las salas de autopsias del Instituto de Medicina Legal (IML) de Málaga, ubicado en la Ciudad de la Justicia, a raíz de que los sindicatos CCOO y SPJ-USO denunciasen que infringían la normativa de prevención de riesgos laborales después de que, durante la realización de un examen a un cadáver, el olor putrefacto del mismo se introdujese en el sistema de ventilación y fuese necesario desalojar uno de los juzgados de guardia. La comisión nombrada para investigar estos hechos aún no ha concluido su informe, aunque, tras el sellado de los puntos de fuga, se proyecta reforzar los extractores de aire para normalizar la situación.

Según informaron fuentes judiciales, los inspectores estuvieron revisando durante la mañana de ayer las instalaciones del IML y estuvieron acompañados por personal del Centro de Prevención de Riesgos Laborales. Estos recabaron información de las posibles deficiencias para la elaboración de un informe.

Los citados sindicatos presentaron un denuncia fundamentada en el hecho del riesgo sanitario que se puede derivar de la inhalación del aire procedente de las autopsias.

Fuentes de la Delegación de Justicia señalaron que ayer se continuaba con el sellado de los puntos de fuga del sistema de ventilación, que se iniciaron el pasado día 3. En días anteriores se realizó una prueba de humo que señaló los lugares en los que el aire procedente de las salas de autopsia se mezclaba con el acondicionado.

Los operarios han desmontado las canalizaciones y ya se han realizado algunas pruebas, aunque los trabajos aún no han terminado. El viernes visitaron las instalaciones la delegada de Justicia, Aurora Santos, y el responsable de todos los IML de Andalucía. Una comisión está investigando lo sucedido y elaborará un informe cuyas conclusiones ofrecerá la propia delegada.

Una de las primeras medidas que está previsto que se ponga en marcha es reforzar el sistema de aspiración y ventilación dotándolo de más potencia. Se llegó a comentar que se podía instalar una especie de campana extractora en la sala destinada a los cadáveres en descomposición o con riesgo de infección, pero fuentes del IML de Málaga señalaron que no es del todo correcto. Sí se va a solicitar que se mejore el sistema, aunque el proyecto aún no ha sido aprobado.

Los forenses han criticado las instalaciones, al considerarlas impropias de estos tiempos, y arremetieron contra Aurora Santos por achacar inicialmente la fuga a un fallo del personal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios