La Inspección de Trabajo investiga los males de salud en la Ciudad de la Justicia

  • Un inspector visitó el miércoles el recinto, a raíz de dos denuncias de CCOO, que habla de "trabajadores hacinados"

La Inspección de Trabajo visitó el pasado miércoles la Ciudad de la Justicia para verificar el contenido de las denuncias presentadas por el sindicato CCOO sobre los problemas de salud expuestos por los trabajadores del recinto.

Según un comunicado remitido ayer por el sindicato, el inspector manifestó tras su visita que pedirá a la Delegación de Justicia que realice todas todas las actuaciones oportunas para descartar de forma definitiva el conocido como síndrome del edificio enfermo y detectar los focos de donde provienen los malos olores y las filtraciones.

La primera denuncia que ha motivado la inspección partió del sindicato el pasado día 22 de febrero. Ese día, un trabajador del Juzgado de lo Social Número 9 tuvo que ser asistido por los servicios de urgencias hospitalarios por una posible intoxicación, según CCOO. La demanda también hacía hincapié en los problemas de salud relatados por los funcionarios de numerosos juzgados: mareos, vómitos, picores o irritación en los ojos y en la piel, entre otros.

Por ello, CCOO requerirá que, en el menor plazo posible, se realice la vigilancia de salud de todos los trabajadores de la Ciudad de la Justicia. Y, de forma inmediata, de los que pertenecen a los órganos más afectados, como los Juzgados de lo Social número 9 y 6, Instancia 4 o los juzgados de guardia e incidencias, entre otros".

La segunda denuncia presentada por CCOO ante la Inspección de Trabajo se centra en la situación de los trabajadores de los archivos judiciales del edificio. La denuncia sindical recogía un panorama espantoso de las condiciones a las que se somete a estos empleados de la empresa privada Servinform.

"Están realizando su labor en una situación lamentable, ubicados en los pasillos de las salas de archivos, que no están destinadas a albergar a estos trabajadores ni a los equipos informáticos que usan", según se desprendía de la denuncia.

Pero ahora el sindicato va más allá y compara el día a día de estos empleados con la de los "trabajadores asiáticos que trabajan en una situación de semiesclavitud hacinados en pequeños locales no destinados al objeto industrial que en ellos se desarrollan".

Es en este sitio donde se produjo el incidente de las limpiadoras que tuvieron que ser hospitalizadas por intoxicación, como recuerda CCOO.

El inspector comunicó al sindicato tras su visita que levantará acta de requerimiento ante la Delegación para que corrija la situación de estos trabajadores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios