La Inspección abre una decena de expedientes a las obras del Metro

  • La mayoría de las actas se debe al incumplimiento de la jornada intensiva durante el verano

Comentarios 3

La Inspección de Trabajo y Seguridad Social ha realizado, desde el inicio de las obras del metro de Málaga en 2006, más de 120 requerimientos a las empresas que participan en la ejecución del suburbano, sobre todo relativos a prevención de riesgos laborales, habiendo levantado, además, una decena de actas de infracción, especialmente por no cumplir la jornada intensiva de verano fijada por el Convenio Colectivo Provincial de la Construcción.

En cuanto a los requerimientos, formulados a las tres contratistas principales, constando, asimismo, "múltiples requerimientos" a las diferentes empresas subcontratistas inspeccionadas, más de un centenar se refería a prevención de riesgos laborales, sólo seis eran en materia de jornada de trabajo y tres por control de la prestación de servicios transnacionales en régimen de desplazamiento de trabajadores comunitarios.

En este tiempo se llevaron a cabo en torno a una treintena de visitas de inspección, según se desprende de una respuesta, a la que tuvo acceso Europa Press, del consejero de Empleo, Antonio Fernández, al parlamentario andaluz de Izquierda Unida por Málaga, José Antonio Castro, en la que se establece que de los requerimientos realizados, en torno a 90 fueron a las empresas que trabajan en ferrallado y encofrado.

De la decena de actas de infracción, la mayoría fue por "incumplimiento de la jornada intensiva de verano fijada por el Convenio Colectivo Provincial de la Construcción", aunque ninguna de ellas, y en respuesta a la pregunta del parlamentario de IU, se abrió a las empresas portuguesas que trabajan en estas obras.

En menor medida, se debieron a cuestiones de prevención de riesgos laborales -tampoco a ninguna empresa lusa- y a materia de extranjería, en este caso sí se abrieron a compañías portuguesas, en 2007, por ausencia para trabajar en España de dos operarios extranjeros no comunitarios.

Fernández hizo hincapié en la respuesta en que la construcción del metro de Málaga es una obra de "gran envergadura", en la que trabajan más de 720 personas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios