Inspección acusa a un parador de lesionar el derecho de huelga de sus trabajadores

La Inspección de Trabajo ha determinado que el Parador de Málaga Golf, en la capital malagueña, "lesionó" el derecho de huelga de los trabajadores al utilizar a empleados de las instalaciones que decidieron no secundar los paros convocados los días 12 y 13 de octubre del año pasado y que echaron horas extra, que les fueron abonadas posteriormente.

A pesar de que los seis trabajadores indicaron a la Inspección su voluntad de trabajar esos días y de que manifestaron también que hicieron las horas extra de manera voluntaria, la Inspección ha determinado, según el oficio al que ha tenido acceso Europa Press, que la empresa "abusó de la buena fe" de estos empleados.

La empresa, según el documento, utilizó los servicios de trabajadores "a fin de diluir los efectos del derecho de huelga" de los empleados, "compensando económicamente" a aquellos que realizaron "jornadas diferentes a las que les hubiera correspondido de no realizarse la huelga".

Por ello, establece que con esta conducta "la empresa incurrió en el ilícito consistente en la sustitución de trabajadores en huelga por otros vinculados al centro de trabajo al tiempo de su ejercicio, lesionando con ello el derecho de huelga de aquéllos al verse reducidos los efectos de su ejercicio". Esto está tipificado como una infracción grave.

Estas dos jornadas de huelga fueron las primeras convocadas por los sindicatos a nivel nacional en protesta por la intención de Paradores de llevar a cabo un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) y otros ajustes de plantilla, así como cierres temporales de algunas de las instalaciones en el conjunto de España. La resolución de la Inspección de Trabajo llega después de la denuncia interpuesta por el sindicato CCOO.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios