Instalarán un semáforo con cámara para dar prioridad a los autobuses

  • El dispositivo, que impulsa la EMT, entrará en funcionamiento a principios de 2009 · Permitirá mejorar los tiempos de recorrido en la parte final de la línea 11

La Empresa Malagueña de Transportes (EMT) tiene previsto poner en servicio a principios del año que viene un novedoso sistema que permitirá mejorar los tiempos en la línea 11, entre La Alameda y El Palo. La intervención consistirá en delimitar un carril exclusivo para los autobuses en la intersección de las carreteras de Olías y Almería y en la instalación de un semáforo y una cámara de televisión que se encargará de leer la matrícula de estos vehículos, dándole prioridad con respecto al resto de tráfico.

De acuerdo con este mecanismo, el semáforo se pondrá verde para el transporte colectivo en el momento en que se aproxime a la zona de control de la cámara, quedando cerrado para el resto de vehículos de los otros carriles. Con ello, los buses tendrán la posibilidad de realizar un giro a la izquierda, en dirección a Olías, maniobra que está prohibida en estos momentos.

La medida, que necesitará de una serie de obras que podrían estar listas antes de que acabe el año, permite que en la parte final del recorrido de la línea 11 se dé forma a un trazado en forma de Y. Éste posibilitará la existencia de servicios específicos para los usuarios que quieran ir hacia Carretera de Olías, mediante el giro antes mencionado, y para aquellos que se dirijan hacia Playa Virginia, que de acuerdo con el actual itinerario están obligados a pasar por Olías antes de alcanzar su destino. La alternativa planteada les supondrá a estos últimos un ahorro de tiempo de unos cinco minutos.

La intención de la sociedad municipal es que, en función del resultado de esta experiencia, se pueda desarrollar esta misma medida en otros puntos de la red. De acuerdo con la información facilitada por la EMT, la ejecución del vial exclusivo para los autobuses necesitará del retranqueo de una de las aceras, que tienen unos 10 metros de ancho, al objeto de no alterar la sección actual de los carriles, de 3,5 metros.

Pero no es ésta la única iniciativa en la que trabaja en estos momentos la EMT. El último número de la revista que edita la sociedad municipal, llamada emtretodos, ofrece algunos detalles sobre los nuevos carriles bus que entrarán en servicio en la ciudad. De ellos destacan los previstos en las calles Salitre, que irá a la derecha de la calle y que entrará en funcionamiento cuando se finalicen los trabajos de reurbanización de la calle, tras la construcción de un aparcamiento subterráneo, y Cuarteles. En este último caso, la idea es trasladar la actual plataforma reservada para transporte público a la acera norte de la vía, con lo que tendrá sentido oeste.

Asimismo, la iniciativa puesta en marcha el pasado mes de mayo para comprobar el funcionamiento del pago del billete mediante teléfono móvil ha ofrecido un buen resultado, según los responsables de la empresa. Los 50 usuarios a los que se dotó de un terminal han realizando en este periodo de tiempo más de 7.500 usos o cancelaciones, lo que supone una media de 10,19 por semana e individuo, y 952 recargas. Tras este primer paso, la EMT quiere proseguir con el experimento con 25 de los 50 elegidos, al objeto de que sigan operando con los teléfonos pero pagando el trayecto a su precio habitual. Esta iniciativa durará otros seis meses.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios