Interceptadas cerca de 10.000 prendas falsificadas e importadas irregularmente

  • La Guardia Civil ha detenido en Marbella a dos personas que regentaban un comercio

La Guardia Civil ha detenido en Marbella a dos personas y ha intervenido cerca de 9.400 prendas textiles de marca, unas originales y otras falsificadas, con un valor en el mercado de cerca de un millón de euros, en un operativo para perseguir los delitos contra la propiedad intelectual.

La red desarticulada, formada por los dos detenidos -una persona española y otra de nacionalidad iraquí, ambos vecinos del municipio de Marbella- compraba a través de internet género de la marca Tommy Hilfiger a un fabricante ubicado en Sri Lanka, que se valía de la autorización de esta compañía para realizar un exceso de producción que ofertaba sin el permiso de exportación.

Las prendas de las marcas Polo Ralph Lauren y Burberry intervenidas en la operación policial, desarrollada por la sección fiscal del aeropuerto de Málaga conjuntamente con Inspección Aduanera, son meras falsificaciones de las originales, según informó ayer el Instituto Armado en un comunicado. La investigación se inició después de que se detectara en el reconocimiento de mercancías de la terminal de carga del aeropuerto de Málaga unos bultos con un peso de 2.110 kilos que contenían prendas de vestir de la marca Tommy Hilfiger procedentes de Sri Lanka e importadas por una empresa de multimarcas ubicada en Marbella.

Ante estos hechos, se solicitó al importador que presentase autorización de la marca para poder introducir la mercancía en territorio comunitario, así como al representante legal de la citada compañía para que informara de la autenticidad de la ropa. Tras analizarse toda la documentación de este envío y la de otros con el mismo destino y procedencia, se abrieron varias líneas de investigación centradas en el local de multimarcas ubicado en Marbella.

Una vez presentada la denuncia por parte de los representantes legales de Tommy Hilfiger, el pasado 28 de mayo se personaron agentes de la Guardia Civil junto con estos y un perito judicial en el establecimiento comercial sospechoso, en el que hallaron numerosas prendas de vestir expuestas en la tienda y otras guardadas en un almacén del mismo establecimiento. Además de las prendas de vestir de la citada marca, los agentes descubrieron otras de Polo Ralph Lauren, comprobando que se trataban de falsificaciones, según la citada fuente.

Por todo ello se procedió a la detención de A. L. M., de nacionalidad española, y A. D. A. S., de nacionalidad iraquí, como supuestos autores de un delito contra la propiedad intelectual, pasando a disposición judicial en el Juzgado de Instrucción número 3 de Marbella, cuyo titular instruye la causa.

En la operación se intervinieron de forma cautelar un total de 9.398 unidades (entre polos, camisetas, sudaderas, pantalones y otras prendas), valoradas aproximadamente en un millón de euros, que se depositaron en almacenes que quedaron precintados a disposición judicial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios