Intervienen navajas y productos pirotécnicos

  • El material se encontraba en varios puestos de venta ambulante y de juegos

Los controles que efectúa el grupo de la Guardia Civil perteneciente a la Intervención de Armas para salvaguardar la seguridad ciudadana en el recinto ferial han dado sus primeros frutos. Diferentes armas blancas entre las que se encuentran 216 navajas de distintos tamaños y formas, un nunchaku, 3 espadas y 4 grilletes y un total de 8.220 productos pirotécnicos han sido el balance de los productos intervenidos en diferentes puestos de la Feria hasta el momento y hasta las cifras definitivas al cierre de los festejos.

Durante las jornadas de Feria, como todos los años, "componentes de la Intervención de la Guardia Civil revisan los puestos de venta de artilugios pirotécnicos y de juegos", explicó Bernardo Moltó, responsable de comunicación de la Guardia Civil, y es justo en esas revisiones en las que han encontrado el material intervenido. Los controles se han efectuado en puestos dedicados a la venta ambulante y a juegos, ubicadas en el interior del recinto ferial del Cortijo de Torres, llevándose a cabo las intervenciones en cuatro de ellas.

Algunos de los productos se han intervenido por tratarse de armas prohibidas, mientras que en otros casos los establecimientos no tenían licencia para su venta. Aunque como aseguraron desde el cuerpo, la mayoría se han intervenido por el lugar de la venta, ya que "no es lógico ver navajas o espadas, que aunque sean decorativas pueden producir lesiones, en un lugar de tanta afluencia de público", comentó Moltó. Por eso incluso, se han intervenido cautelarmente navajas de dimensiones autorizadas, para salvaguardar la seguridad ciudadana al tratarse de una Feria.

En cuanto a los productos pirotécnicos, el material intervenido pertenece a las categorías I, II y III, calificados por el BOE como de muy baja peligrosidad y nivel de ruido insignificante; de baja peligrosidad y bajo nivel de ruido destinados a ser utilizados al aire libre en zonas delimitadas, y de peligrosidad media destinados a ser utilizados al aire libre en zonas de gran superficie y cuyo nivel de ruido no sea perjudicial para la salud humana, respectivamente.

Ahora a los establecimientos se les instruirán las respectivas diligencias, que en este caso serán simples actas de infracción, al tratarse de infracciones administrativas a la ley de armas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios