Intervienen casi 3.500 kilos de pescado y marisco ilegal en sólo un mes en Málaga

  • La Inspección Pesquera, junto con Seprona y Policía Local, dan un duro golpe en la provincia

Atunes intervenidos por la Policía Local de Málaga. Atunes intervenidos por la Policía Local de Málaga.

Atunes intervenidos por la Policía Local de Málaga. / m. g.

La lucha contra la pesca y venta ilegal de pescado se salda con un nuevo golpe de efecto con la intervención de varios miles de kilos durante las intervenciones llevadas a cabo en el mes de julio principalmente por el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil y la Inspección Pesquera de la Junta de Andalucía.

Solamente en un mes han sido intervenidos 3.412 kilos de diferentes especies de pescado y marisco ilegal, fundamentalmente por inmaduros y falta de documentación, y trece embarcaciones que se dedicaban a la pesca furtiva. De esa cantidad, según informó ayer la Delegación Territorial de Agricultura y Pesca, la parte que es apta para el consumo se ha entregado para su distribución a entidades sociales, y la que no cumplía la normativa de trazabilidad ha sido etiquetada.

Más de un tercio de la mercancía decomisada es pulpo troceado, seguido de 987 kilos de atún rojo en una actuación realizada por la Policía Local de Málaga, 720 de cigalas, 120 de sardinas, y en menor medida pulpo sin trocear, boquerón, concha fina, gambas, chirla y salmonetes, entre otros productos.

Una de las intervenciones más importantes fue la de 720 kilos de cigala, una cantidad nunca antes lograda en una sola operación, en el interior de la furgoneta de un mayorista que se había desplazado directamente a Huelva a por ellas y que las traía a Mercamálaga en 150 cajas sin documentación, según el Seprona.

Además, el pasado sábado los agentes de la Guardia Civil y la Inspección Pesquera desarrollaron varias actuaciones en la zona de Vélez-Málaga que se saldaron con una importante cantidad de pescado intervenida. Unos 40 kilos de chanquetes fueron encontrados ocultos en dos congeladores de un restaurante de Torre del Mar, mientras que en otro establecimiento cercano al puerto de La Caleta de Vélez intervinieron otros 30 kilos de chanquetes y 1.300 kilos de pulpo troceado dispuesto para ser cocinado.

Ese mismo día, y también en La Caleta, el Seprona y la Inspección Pesquera se incautaron de cochas finas y almejas adquiridas fuera de lonja en un restaurante y un chiringuito de la zona, respectivamente.

Además de las trece embarcaciones intervenidas, se han levantado actas a doce armadores de embarcaciones pesqueras profesionales, siete establecimientos de restauración y pescadería y se han incoado cuatro actas con infracción a transportistas.

El delegado territorial de Agricultura y Pesca, Javier Salas, subrayó ayer la necesidad de intensificar las inspecciones pesqueras en la época estival debido al aumento de infracciones que se producen por "la demanda de pescado por la época vacacional y la gran afluencia de turistas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios