Liga Endesa El Morabanc Andorra vence al Unicaja (66-60)

'Invader' se perpetúa

  • El Ayuntamiento dice que no retirará los 15 mosaicos del Centro histórico hasta que la Junta identifique "con nombre y apellidos"

Varios de los mosaicos instalados por 'Invader' en el Centro. Varios de los mosaicos instalados por 'Invader' en el Centro.

Varios de los mosaicos instalados por 'Invader' en el Centro. / javier albiñana

Comentarios 1

Lejos de ser desahuciado, Invader se consolida en las fachadas de decenas de edificios de la ciudad de Málaga, atrayendo el interés de los cientos de turistas que deambulan a diario por la ciudad. Los mosaicos, con los que el artista francés quiso invadir la capital de la Costa del Sol hace ahora casi cuatro meses, siguen luciendo. Y ello a pesar de asumirse la ilegalidad con la que fueron instalados. Al menos en el caso de las 15 obras localizadas en inmuebles del Centro histórico, catalogado como Bien de Interés Cultural (BIC), entre los que se incluyen dos, el Palacio Episcopal y el Palacio Salinas, que cuentan con esta misma protección.

La intervención, causa de confrontación entre la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento, fue materializada sin que el supuesto autor solicitase los necesarios informes para intervenir sobre un entorno protegido. Este hecho sirvió de base a la Administración regional para, el 9 de junio pasado, reclamar por escrito al Consistorio la retirada de los mosaicos localizados en el casco antiguo, llegando a catalogarlos como "ilegales". Una demanda que se ha repetido en hasta dos ocasiones más.

La Delegación de Cultura justificó tal petición en que la institución local dispone de los servicios operativos necesarios, así como de la ordenanzas en materia de protección del espacio urbano y limpieza de espacios públicos, para desarrollar esta intervención. Pero lejos de proceder a responder en positivo, hasta la fecha el equipo de gobierno del PP ha eludido intervención alguna. ¿Por qué? Según explicó meses atrás el concejal de Ordenación del Territorio, Francisco Pomares, porque no se da "ninguno de los supuestos recogidos en la legislación urbanística aplicable que obliguen a la intervención urgente e inmediata en los mosaicos", apostillando que la Administración local "no dispone de título jurídico habilitante para ello".

Sobre ello, añadió que antes de que la Junta le pida al Ayuntamiento la actuación debía ser ella la que incoase un expediente sancionador contra el autor de los hechos, aunque para ello tendría que tenerlo identificado. Una labor que le fue encomendada al Seprona y que, por lo que parece, sigue estando pendiente de resolución.

Ayer mismo, Pomares abundaba en este argumento para justificar la inacción municipal. "Estamos a la espera de la identificación y de que el Seprona termine las investigaciones iniciadas y nos pasen las conclusiones", dijo el edil, que abundó en la necesidad de que desde Cultura nos digan "quién ha sido; eso nos permitirá abrir expediente contra esa persona". "Primero se incoaría una orden para que retirase los mosaicos y si no lo hace, sería el Ayuntamiento el que actuaría de forma subsidiaria", añadió.

El concejal insistió en que resulta trascendente "verificar quién es el autor porque si no tendríamos que ir contra los dueños de los edificios; lo que corresponde es que oficialmente nos digan quién es el autor de las obras, con nombre y apellidos, no un mote; hace falta una identificación...", afirmó Pomares.

Frente a la posición del Ejecutivo local, el consejero de Cultura, Miguel Ángel Vázquez, requirió nuevamente la retirada de los mosaicos, asegurando que el Ayuntamiento se estaba haciendo "el sueco; hace oídos sordos a una petición que supone una agresión al patrimonio histórico de la ciudad". "Todo lo que no sea retirarlo es una actitud insumisa", sentenció.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios