Málaga

Investigan el hallazgo de un cadáver envuelto en plástico en la localidad de Ojén

  • El cuerpo tenía una herida en el estómago que se la hicieron para sacar la droga que tenía

Comentarios 1

Suceso macabro el que ha ocurrido en el municipio de Ojén. La Guardia Civil está investigando el hallazgo la semana pasada, en el fondo de un barranco de la citada localidad malagueña, del cadáver de un hombre de mediana edad. El cuerpo estaba envuelto casi por completo en plástico y presentaba un corte que le cruzaba de arriba a abajo el abdomen, herida que había sido cosida de manera burda con hijo de pescar.

El cadáver fue encontrado por dos personas que estaban buscando leña en la tarde del pasado viernes, sobre las 20:00, según indicaron fuentes de la Guardia Civil. Los dos individuos avisaron del hallazgo a las fuerzas de seguridad tras regresas a casa, ya que no llevaban el teléfono móvil en el momento del hallazgo. Posteriormente, la Policía Judicial de la Benemérita se hizo cargo de la investigación.

Los investigadores barajan la hipótesis de que la víctima, que aún no ha sido identificada, ejerciera como correo para traficar con cocaína. Al parecer pudo morir por una reacción adversa ocasionada por las sustancias estupefacientes que portaba en el interior de su cuerpo. Ante tal hecho, sus acompañantes le habrían hecho un corte en el estómago para extraerle la droga, habiéndole cosido, posteriormente, la herida con un hilo parecido al de pescar, como determinó la autopsia, según publicó ayer Sur.

Finalmente, después de sacarle la mercancía, sus acompañantes abrían arrojado el cadáver al barranco en el que finalmente fue hallado por dos personas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios