Málaga

Investigan si la pareja de Marbella estuvo secuestrada en un trastero

  • La mujer relató que fueron arrojados por un terraplén con la cara tapada desde su todoterreno, que les robaron al raptarlos

Urbanización Bahía de Marbella, donde apareció el cadáver. Urbanización Bahía de Marbella, donde apareció el cadáver.

Urbanización Bahía de Marbella, donde apareció el cadáver. / m. h.

La Policía Nacional está trabajando, en palabras del comisario jefe provincial, Francisco López Canedo, "a marchas forzadas" para esclarecer la muerte violenta de un hombre de 53 años y nacionalidad croata, cuyo cadáver fue hallado el lunes por la tarde en una cuneta próxima al Hospital Costa del Sol de Marbella. La investigación se centra ahora en localizar el vehículo, un todoterreno de la marca Alfa Romeo, desde el que supuestamente arrojaron a la pareja después de que ambos hubieran sido, supuestamente, torturados, según el testimonio de la mujer, que aseguró que permanecieron raptados en el trastero de una vivienda. La pareja, en palabras del subdelegado del Gobierno, Miguel Briones, tenía lesiones "de diversa consideración y de cierta entidad", de hecho, "el hombre murió". "Nos encontramos en la fase de investigación pa dar con el paradero del vehículo", dijo.

Los agentes contemplan que el individuo sufriera un secuestro exprés, extremo que no ha sido confirmado por la Policía. "No tenemos muchos datos pero sí el testimonio de esta persona y se barajan todas las hipótesis", explicó el subdelegado del Gobierno en Málaga, Miguel Briones. La Unidad de Drogas y Crimen Organizado (UDYCO) se ha hecho cargo del caso.

La mujer recibió ayer el alta y la Policía busca el vehículo en el que los autores huyeron

Fue en torno a las 16:30 cuando un policía local de Marbella que se encontraba fuera de servicio recibió el aviso de una persona que alertaba de que una mujer, de 54 años, pedía ayuda a los conductores que circulaban por el carril de incorporación de la A-7. Tenía el rostro ensangrentado, estaba desorientada y presentaba, además de policontusiones, un traumatismo craneoencefálico -según confirmaron posteriormente fuentes sanitarias- y aseguraba que habían matado a su marido después de que unos individuos les propinaran una paliza, los torturaran y los secuestraran el día anterior. Tras tener conocimiento de lo ocurrido, hasta el lugar acudieron agentes pertenecientes a la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) de la Policía Nacional.

Dos vehículos, según la versión que proporcionó la mujer, le habían cortado el paso cuando circulaba junto a su pareja en un todoterreno que alquilaron en un rent a car. La mujer aseguraba que los habían introducido a la fuerza en otro vehículo y se habían llevado el suyo. Tras tenerlos, supuestamente, raptados y haberle asestado varios golpes, que en el caso del hombre le ocasionaron la muerte, ambos fueron arrojados por un terraplén de unos dos metros. Ella llevaba una capucha en la cabeza que le impedía, relató, conocer desde donde llegaron a la cuneta. Asimismo, afirmó que había fingido que estaba muerta para salvarse.

Los captores abandonaron en una cuneta de la urbanización Bahía de Marbella el cuerpo, que tenía vendajes, por lo que se investiga si durante el supuesto cautiverio el hombre recibió algún tipo de cura. La mujer fue atendida en el hospital y ayer recibió el alta médica.

Se da la circunstancia de que la Policía Nacional practicó ayer un registro en una cafetería del centro comercial Le Village, en la carretera de Istán, aunque se desconoce si esta actuación está relacionada con los hechos.

Hace tres meses, fue hallado también el cadáver de un cabrero en una casa de campo situada en el término municipal de Casares. Había sido, supuestamente, retenido junto a otros dos hombres, que lograron escapar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios