Irrumpen en un piso fingiendo ser policías y encierran a los dueños

  • Tres encapuchados entraron con chalecos y placas en una vivienda de Las Flores para robar Dejaron esposado a un hombre

Con placas y chalecos de policías nacionales. Así protagonizaron un asalto el martes por la noche tres individuos en una vivienda de la barriada de las Flores. El suceso tuvo lugar hacia las 3:00, cuando los autores del robo, que iban encapuchados, entraron, al parecer, en el piso advirtiendo que eran agentes. La Policía Nacional ha abierto una investigación para esclarecer los hechos.

Una vez que los ladrones se encontraban dentro, según pudo saber este periódico, realizaron un registro del inmueble y, a punta de pistola, se llevaron el dinero que había y también los teléfonos móviles. Para acceder al interior, situado en una séptima planta, rompieron el bombín de la puerta, como Málaga Hoy comprobó. Lo mismo hicieron para entrar en el portal. Al marcharse, esposaron al hombre que en ese momento se encontraba en la vivienda y, además, cerraron la puerta con llave, que, sin embargo, dejaron puesta por fuera. Los investigadores tratan de averiguar si detrás del asunto hay otras circunstancias o si se trata de un posible ajuste de cuentas.

Aunque los residentes del bloque en que se produjeron los hechos aseguraron no haber escuchado ningún ruido, en el barrio la mayoría tenía conocimiento de lo sucedido a la familia: un matrimonio de unos 50 años con una hija, conocidos por muchos. "Ha sido demasiada casualidad porque en el edificio [de 12 plantas] hay muchas mujeres que viven solas", señaló una vecina.

La Policía Nacional recibió un aviso hacia las 8:00. Varios vehículos se personaron para investigar el robo en la zona, que según los testimonios recabados, suele ser tranquila. Un equipo de la Policía Científica acudió también para tomar huellas del piso.

La semana pasada, dos agentes de Policía Nacional y otros dos de la Guardia Civil detuvieron a cuatro hombres como presuntos responsables de delito de lesiones y robo con violencia tras sorprenderlos en una pelea en la Avenida Andalucía de Málaga. Dos de los participantes resultaron heridos, uno con fractura de la nariz y de dos piezas dentales, y otro con heridas en la ceja. El origen de la reyerta podía estar en que uno de los detenidos acusaba a otro de meterle la mano en el bolsillo para robarle.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios