El exedil José Jaén niega que recibiera dinero de parte de Roca

  • El que fuera responsable de Cultura y Educación contradice el testimonio de Roca que aseguraba la entrega de 60.000 euros al imputado

El exconcejal socialista en el Ayuntamiento de Marbella, José Jaén, acusado en el caso 'Malaya', ha negado que recibiera sobres con dinero de parte del presunto cerebro de la supuesta trama de corrupción marbellí, Juan Antonio Roca, y ha asegurado no estar de acuerdo con lo manifestado al respecto por éste, quien dijo que los pagos se realizaron para mantener la cohesión del equipo de gobierno surgido tras la moción de censura de 2003.

Jaén es el primero de los exediles marbellíes que declara en este último bloque del juicio y su interrogatorio continuará este miércoles. La Fiscalía Anticorrupción le acusa de los delitos de prevaricación administrativa, malversación de caudales públicos y cohecho pasivo, al considerar que recibió sobres con 60.000 euros en distintos pagos; y solicita una pena de nueve años de prisión y 23 años de inhabilitación.

"Como le he manifestado en todas las declaraciones en las cuales me ha preguntado, evidentemente no he recibido ese sobre el 13 de octubre de 2004 ni nunca", ha aseverado a preguntas del ministerio público el exconcejal, quien ha manifestado, igualmente, que no recibió dinero por firmar la moción de censura presentada contra el exalcalde Julián Muñoz en 2003 por ediles socialistas, del Grupo Independiente Liberal (GIL) y el Partido Andalucista.

Ha explicado la forma en la que se realizó dicha moción, que le valió tanto a él como a los otros concejales socialistas que la firmaron, entre ellas la entonces portavoz Isabel García Marcos --también acusada-- su expulsión del PSOE; y ha dicho en dos ocasiones que "previamente, dos o tres días antes, la dirección regional del PSOE estaba de acuerdo". Ha señalado que casi no conocía a Roca y que no supo si el exregidor Jesús Gil estaba detrás de la moción.

En este sentido, ha manifestado que no conocía la existencia de un supuesto compromiso económico por parte de Gil con los grupos que alcanzaron la moción de censura para fortalecer el equipo de gobierno una vez que salió adelante; y que García Marcos "nunca" le comunicó que se hubiera llegado a ese acuerdo. Además, ha apuntado que tras firmar la moción, algunos se fueron a Lisboa, pero él sólo estuvo un día y se pagó la estancia.

Jaén, licenciado en Derecho, ha insistido en su interrogatorio, que continuará este miércoles, en que "la razón primordial" por la que accedió a formar parte de la moción de censura "es porque queríamos respetar escrupulosamente el plan general en vigor, que es el plan general de 1986" y ha asegurado que hubo interpretaciones "erróneas" de los motivos de esta decisión cuando se dijo que se debió a un acercamiento de Muñoz a la Junta de Andalucía.

Urbanismo

Ha afirmado que "no se ha dado ni una sola licencia a proyecto básico que no siguiera dicho planeamiento" y ha apuntado que en el caso de la aprobación del proyecto de ejecución de licencias concedidas anteriores y que no se ajustaran a dicho plan "si venía con un informe técnico favorable, se aprobaba, no éramos nosotros nadie para decir que no, lo contrario sería prevaricar". Ha dicho que lo mismo ocurría con las licencias de primera ocupación.

No obstante, ha admitido que "teníamos nuestras dudas por el caos urbanístico que había habido en Marbella durante los años esos", pero ha incidido en que "tratábamos de dar soluciones sin cometer ningún tipo de ilegalidad". Ha asegurado que en la junta de gobierno local no tuvieron conocimiento de certificados de concesión de licencias por silencio administrativo y que sus decisiones urbanísticas estaban "siempre fundadas en informes preceptivos".

Ante las revisiones de licencia de oficio, el exedil ha explicado que el equipo de gobierno consideró que "lo más prudente era esperar a ver qué pasaba con el avance del plan, como ha sucedido con otras corporaciones" y ha apuntado que, aunque sabían la problemática, "no queríamos un brindis al sol". "Queríamos ir de la mano de la Junta de Andalucía", ha dicho, añadiendo que la intención era "ver la solución a esas familias que de buena fe habían comprado esos edificios".

También se le ha preguntado por supuestas peticiones de dinero al empresario acusado Ismael Pérez Peña --que llegó a un acuerdo de conformidad con la Fiscalía-- para la adjudicación del servicio de grúas, algo que Jaén ha negado, tras reproducirse algunas conversaciones intervenidas, en las que intervienen García Marcos, el empresario y él, quien ha indicado que intervinieron porque Pérez quería cobrar la deuda que tenía el Ayuntamiento.

Jaén, que no ha querido contestar al letrado del Ayuntamiento, ha explicado que ambos ediles socialistas "salimos en ayuda" de la alcaldesa, Marisol Yagüe, en este asunto, después de que el empresario dijera que iba a retirar vehículos municipales. Tras su declaración, que continuará este miércoles, está previsto que comience la de García Marcos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios