Julián Muñoz acepta un año de cárcel en otro caso urbanísticoCondenado por matar a un hombre que le había amenazado

El exalcalde de Marbella Julián Muñoz se conformó ayer con la acusación formulada por la Fiscalía malagueña de un año de cárcel en una causa por un delito urbanístico por la concesión de una licencia de obras. En el caso también se mostraron conforme con la acusación dos ex ediles del Grupo Independiente Liberal (GIL) Rafael González y José Luis Troyano. El juicio se iba a celebrar ayer en el Juzgado de lo Penal número 14 de Málaga y en el banquillo de los acusados estaba previsto que se sentaran el ex alcalde y otros exediles del GIL, pero la conformidad no ha sido ratificada en vista pública, sino en la oficina del juzgado.

La pena fijada para Julián Muñoz y Rafael González ha sido de un año de prisión y para José Luis Troyano de nueve meses de cárcel. Los hechos que han motivado esta causa ocurrieron en marzo del 2001 cuando los acusados concedieron una licencia de obra al proyecto básico de 21 viviendas a una empresa en la zona conocida como La Retranca del Angel, en de Marbella. Sus últimas condenas han sido en el caso Malaya, contra la mayor trama de corrupción municipal conocida en España, y el caso Saqueo II.

La Audiencia ha condenado a ocho años de prisión a un hombre por matar a otro días después de que la víctima le hubiera amenazado con una botella tras una discusión en un salón de juegos de la localidad malagueña de Antequera. Además, se le impone el pago de 100.000 euros como indemnización a los herederos.

La sentencia se dicta después del veredicto de culpabilidad por un delito de homicidio al que llegó un jurado popular. La primera discusión sucedió el 2 de abril de 2012 y en el transcurso de la misma la víctima amenazó al acusado con una botella, según se considera probado en la sentencia. Ese mismo día, el acusado se dirigió a la Comisaría de Policía de Antequera para denunciar a la víctima, aunque el agente que estaba en el servicio no le recogió la denuncia ante el estado de embriaguez del acusado, dice la resolución, a la que tuvo acceso Europa Press, que se marchó diciendo en voz alta que no necesitaba a la Policía. Dos días más tarde, cuando la víctima caminaba por una calle, el acusado, sigue la sentencia, "con la intención de acabar con su vida", se aproximó al hombre y con un cuchillo de 12 centímetros de hoja "le asestó tres puñaladas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios