Junta y Ayuntamiento parten de extremos opuestos para peatonalizar Carretera de Cádiz

  • La Administración autonómica apuesta por una intervención "ambiciosa", con el cierre al tráfico del eje central · El Consistorio opta por varios viales abiertos

Comentarios 5

La Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Málaga comienzan la cuenta atrás para negociar una solución definitiva que permita reurbanizar Carretera de Cádiz aprovechando las obras del Metro. Pero lo hacen desde posiciones bastante distantes. De un lado, el equipo de gobierno del PP ya ha expresado en reiteradas ocasiones su negativa a que se proceda a un cierre completo al tráfico de este eje, mientras que Obras Públicas defiende una actuación "más ambiciosa", con la que minimizar al máximo el vehículo privado en superficie.

Desde estos extremos, ambas instituciones, que ayer mantuvieron un nuevo encuentro técnico para hablar del suburbano, deben empezar a acercar posturas para impulsar una intervención que podría no tener precedentes en la historia de la capital de la Costa del Sol y con la que dar solución a la mala ordenación con la que se gestaron los barrios levantados junto a las avenidas de Velázquez y Héroe Sostoa. Uno de los hitos en este proceso se producirá a mediados de febrero, cuando se estima estará culminado el anteproyecto encargado por Ferrocarriles Andaluces al equipo formado por la consultora BBJ y el arquitecto Agustín Benedicto.

Según pudo saber este periódico, el documento incide en la mejora de los espacios públicos de los que durante décadas han carecido los más de cien mil habitantes de Carretera de Cádiz. En este objetivo se apuesta por reducir de manera drástica el tráfico de paso que tradicionalmente ha congestionado esta avenida, hasta el punto de que, según algunas fuentes, podría apostarse por cerrar al completo las calzadas centrales. No obstante, la propuesta garantizaría, en todo caso, el tránsito interno de los vecinos y los accesos a los garajes y comercios, así como de los servicios de emergencias sanitarias, bomberos y servicios de limpieza.

Esta posición toma como base la potenciación de otros dos ejes alternativos a Carretera de Cádiz: el Paseo Marítimo de Poniente y el futuro bulevar que se ejecutará sobre el soterramiento del AVE. De acuerdo con los estudios de Metro Málaga, publicados por este periódico el pasado 25 de mayo de 2007, la capacidad de ambos viales permitiría una peatonalización íntegra.

Frente a la posición de la Administración autonómica, el Ayuntamiento, que es al que compete cualquier decisión en materia de ordenación, no cree viable la peatonalización total. El concejal de Movilidad, Juan Ramón Casero, ratificó ayer este pensamiento, aunque precisó la necesidad de "limitar el número de carriles".

En una primera impresión, Casero habló hace unos meses de la necesidad de mantener al menos un carril bus por sentido, uno o dos carriles para tráfico privado y plataformas para bicicleta en las aceras. "Cuál es el límite a esa reducción? Aún no se sabe", dijo. El área de Movilidad ha entregado a Ferrocarriles Andaluces un completo estudio de tráfico en base al cual intentar consensuar la reurbanización de Carretera de Cádiz.

A este respecto, fuentes cercanas a la Administración regional confirmaron la intención de la Junta de costear la intervención siempre que tenga como principio garantizar la movilidad sostenible, lo que pasa por reducir el tráfico. El mensaje sigue lo expresado por el director del Metro, Enrique Urkijo, el pasado 7 de enero en una entrevista a este periódico: "Si damos la opción de ir por abajo, con el Metro, hay que reducir carriles por arriba".

más noticias de MÁLAGA Ir a la sección Málaga »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios