La Junta y el PP se enfrascan por los efectos de los ajustes adoptados por el Gobierno

  • Martel habla de "golpe brutal" y Villalobos asegura que son "justos y equilibrados"

Los recortes del Gobierno siguen enfrentando al PP con el PSOE. La delegada del Gobierno andaluz en Málaga, Remedios Martel, mantuvo una reunión ayer con los máximos dirigentes de UGT y CCOO en Málaga, Manuel Ferrer y Antonio Herrera, para analizar los efectos de los ajustes adoptados por el Ejecutivo. A la reunión, que tenía en el empleo su foco fundamental, también asistieron las delegadas de Economía e Innovación, Marta Rueda, y de Empleo, Susana Radío.

Martel dijo que las medidas adoptadas por Rajoy no conducen a mejorar la situación económica del país, sino todo lo contrario. "Suelo evitar la confrontación y las críticas a otras instituciones. Pero hay asuntos en los que la Junta de Andalucía no puede mirar hacia otro lado. Hemos asistido con estupor a un golpe brutal del Gobierno de Rajoy a un nuevo derecho recientemente consolidado y aplicado de manera ejemplar en Andalucía y en Málaga como la Ley de Dependencia. El Gobierno la ha paralizado. Y es gravísimo que lo haya hecho de forma unilateral sin hablar con los gobiernos autonómicos", declaró, al tiempo que añadió que el Gobierno de España y el PP tendrán que explicar a los más de 7.000 dependientes de grado moderado que ya han sido sometidos a valoración qué es lo que va a pasar con ellos en 2012.

"Los ajustes económicos hay que hacerlos, pero no por el lado de los más débiles. Todos tenemos que arrimar el hombro y aplicar a nuestro ejercicio político la visión de Estado y tener visión de Estado no es reunirse sólo con los consejeros de las comunidades autónomas en las que gobierna tu partido. No se puede engañar a los ciudadanos sólo diez días después de empezar a gobernar como lo ha hecho el PP con los impuestos. Han decidido que los sacrificios los hagan las clases medias, los pensionistas, los asalariados, los jóvenes y los autónomos", aseveró.

Por su parte, la vicepresidenta primera del Congreso de los Diputados y diputada nacional por Málaga, Celia Villalobos, calificó ayer las últimas medidas adoptadas por el Gobierno central como "justas y equilibradas", ya que "los sacrificios recaen en los que más tienen, están en relación directa con los ingresos que percibe cada uno". "El Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero engañó al PP hablando de un déficit del 6 por ciento, cuando era mucho mayor, y eso ha obligado a subir los impuestos", recordó Villalobos que, no obstante, explicó que "Mariano Rajoy tuvo claro que el IVA no se podía subir, porque este impuesto trata igual a los desiguales".

Por ello, considera que el incremento del IRPF "es más justo y exige más sacrificios a los que más renta tienen". La dirigente popular ha detallado el incremento en los distintos tramos en función de la renta anual, de tal forma que del total que ganen menos de 10.000 euros anuales, 39.000 personas tendrán que pagar 5 euros más al año. Los que ingresan entre 10.000 y 20.000 euros, pagarán 61 euros más al año; entre 20.000 y 30.000 euros, 222 más; entre 30.000 y 40.000 euros, 436 más; entre 40.000 y 50.000 euros, 748 más; entre 50.000 y 60.000 euros, 1.373 más; entre 80.000 y 100.000 euros, 2.555 euros más; y entre 100.000 y 200.000 euros, 4.725 más al año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios