La Junta aboga por la colaboración en la limpieza de los cauces

  • Asegura que la sentencia del Supremo "zanja" la polémica con el Ayuntamiento

La Junta de Andalucía, a través del director general de Dominio Público Hidráulico, Juan Serrato, aseguró ayer que la sentencia del Tribunal Supremo sobre la adecuación de los cauces de arroyos urbanos de Málaga "pone claramente el acento en la responsabilidad municipal" y supone "zanjar definitivamente la estrategia de confrontación política que ha tenido el Ayuntamiento" en este sentido; al tiempo que instó al diálogo. El Supremo resolvió el recurso presentado por la Junta ante la resolución del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), que declaró que correspondía al Gobierno andaluz la conservación y la adecuación de los arroyos del término municipal de la ciudad; "y viene a decir que esto no es así, sino que hay una responsabilidad municipal", según Serrato.

"Ya no hay excusa para la confrontación política y a partir de este momento lo que corresponde es el clima de diálogo que siempre ha debido imperar y la colaboración entre ambas administraciones que tienen responsabilidades compartidas en muchos ámbitos puedan tener actuaciones", manifestó Serrato a Europa Press. Al respecto, indicó que la Junta está dispuesta "a seguir colaborando, no sólo en las actuaciones en cauces que estamos haciendo en el ámbito de la provincia para la preservación y recuperación de la capacidad hidráulica, sino también en los cauces urbanos de Málaga por motivos extraordinarios o de emergencia". Serrato espera que, tras esta sentencia "que da la razón a la Junta de Andalucía", el Consistorio cese en esta estrategia "de confrontación".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios