La Junta ignora al alcalde y mantiene firme su idea de llevar el Metro al Civil

  • Recuerda los compromisos asumidos en 2013 y confía en que el Ayuntamiento cumpla con ellos

  • Críticas de la oposición a la propuesta de De la Torre, al que piden que facilite la obra

Vistas desde el helicóptero de la policía de la ciudad de Málaga y su provincia. Vistas desde el helicóptero de la policía de la ciudad de Málaga y su provincia.

Vistas desde el helicóptero de la policía de la ciudad de Málaga y su provincia. / Javier Albiñana

Si el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, esperaba tener la complicidad de la Junta de Andalucía al plantear que el Metro al Civil se defina a la par que la operación de regeneración del Guadalmedina, se equivocaba. El delegado del Gobierno andaluz en la provincia, José Luis Ruiz Espejo, difuminó ayer cualquier esperanza del regidor, señalando que la Consejería de Fomento mantiene firme su hoja de ruta de licitar en octubre la construcción del ramal en superficie.

El pronunciamiento de la Administración autonómica ignora el último planteamiento del regidor del PP, que, coincidiendo con el mensaje que meses atrás lanzó el presidente del PP, Elías Bendodo, propuso paralizar la tramitación del tramo con el fin de vincularlo a la operación de regeneración del río. Una labor que los responsables de Urbanismo esperan esté lista para los primeros meses de 2018.

"Desde 2013 hay un acuerdo que se alcanzó libremente entre la Junta, el Ayuntamiento y la concesionaria en el que quedaba claro cuál era el trazado del Metro; desde esa fecha Fomento ha trabajado en los proyectos y la adjudicación de los tramos pendientes para completar la red; modificar eso es cambiar lo acordado y alterar las fechas de puesta en funcionamiento", expuso ayer Ruiz Espejo, quien abundó en la idea de mantener los compromisos iniciales y confió en que el Ayuntamiento actúen en la misma dirección. "Estoy seguro de que el Ayuntamiento es una administración cumplidora y seguro que cumple los acuerdos y la Ley", agregó.

En su respuesta al mandatario local, Ruiz Espejo no solo subrayó la apuesta de la consejería, sino que incluso llegó a visualizar un escenario con las obras sobre el terreno, un extremo que aún queda a meses vista y pendiente de que el Ayuntamiento no obstaculice el impulso final de los trabajos. Si bien De la Torre no ha sido claro hasta el momento a la hora de oponerse de manera taxativa, sí ha avanzado que su intención es la de no facilitar el proceso.

En cuanto a la demanda municipal de que la Junta dé pasos para tratar de convencer a los vecinos disconformes con el trazado, el delegado recordó la campaña de comunicación que se llevó a cabo meses atrás y admitió la posibilidad de retomar estas acciones. "No descartamos que se pueda seguir haciendo todo lo que sea informar para detallar las condiciones que permitan minimizar los efectos de la obra; antes de la obra y durante la obra estaremos a disposición de comerciantes y vecinos para reducir el impacto e introducir cuantas mejoras se puedan realizar", añadió.

La idea que el alcalde verbalizó por vez primera el pasado martes, en el del Desayuno Informativo del Grupo Joly, patrocinado por Banco Santander, no sólo recibió ayer el revés de la Junta, si no también de buena parte de los grupos municipales. Un hecho que evidencia, nuevamente, la soledad en la que parece encontrarse el equipo de gobierno del PP en este asunto. Cabe recordar que el Pleno le exigió que facilite el desarrollo del proyecto del Metro.

Entre los que contradicen la última propuesta del regidor está su socio de investidura, Ciudadanos. Su portavoz en la Casona del Parque, Juan Cassá, fue claro al insistir en la necesidad de desvincular el Metro del Plan Guadalmedina. "No hay que embrollar, queremos que se desbloquee el Metro", dijo, si bien le recordó a la Junta la necesidad de que antes de licitar la obra "cumpla con las demandas vecinales y actúe impulsando una inversión en la zona de Eugenio Gross para los comercios, ampliando la zona de parking...".

Por su parte, la portavoz de Málaga Ahora, Ysabel Torralbo, opinó que la sugerencia del alcalde "llega muy tarde", al tiempo que señaló que la propuesta parece responder "a una maniobra de distracción". En la misma línea, el portavoz de Málaga para la Gente, Eduardo Zorrilla, consideró que se trata de "otro intento más, el enésimo, de bloquear la ejecución del Metro". "El alcalde pretende postergar sine die el Metro al Civil; le pedimos que colabore en su ejecución y no ponga en peligro las arcas municipales", añadió.

Antes que De la Torre fue Bendodo quien desempolvó la idea de dibujar el trazado del ferrocarril urbano junto al río Guadalmedina, una opción que ya formaba parte del original plan con el que la ex alcaldesa Celia Villalobos pretendía regenerar el cauce a su paso por la ciudad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios