La Junta asegura el consumo de agua en el cuarto año de sequía

  • Las lluvias caídas son un 30% inferiores a las del año pasado · La Administración insta al Consistorio a ceder suelo para resolver el aporte de agua desde la zona occidental

El panorama de la sequía que asuela Málaga capital y los municipios de la zona del Guadalhorce por cuarto año consecutivo no puede ser menos halagüeño. Bajan los aportes de agua procedentes de las lluvias y descienden, por ende, los niveles de los pantanos. Y a pesar de ello, la Junta de Andalucía mantiene que no habrá problemas de abastecimiento a lo largo de los próximos meses, debido, casi en exclusiva, a los resultados positivos que presenta la Costa del Sol occidental, territorio del que deberán nutrirse en los próximos meses los territorios más afectados por la escasez de líquido.

El mensaje fue ratificado ayer por el director general de la Cuenca Mediterránea Andaluza, Antonio Rodríguez Leal, tras la celebración de la decimotercera reunión del comité de sequía encargado de analizar la situación actual. Las cifras que ofreció dibujan por sí solas un escenario desalentador. De un lado, informó de que las precipitaciones registradas en el presente año hidrológico, desde el pasado 1 de octubre, son un 30 por ciento inferiores a la media de ejercicios anteriores, con apenas 180 litros por metro cuadrado y de los cuales entre 10 y 15 litros cayeron el pasado martes. "En un año normal hubiese llovido 72 hectómetros cúbicos, mientras que hasta el momento sólo han sido 23", dijo.

El otro dato alarmante es que el agua embalsada ha bajado sensiblemente en todas las presas. Aunque precisó que la dinámica de los últimos años ha hecho que este tipo de reservas pierdan peso en beneficio de otras fuentes de suministro, como los acuíferos, que están a un 30 por ciento de su capacidad, 10 puntos por encima del pasado año.

En este sentido, el representante de la Administración autonómica recordó que en 2007 el agua consumida en Málaga capital procedió, en más del 50 por ciento, de los caudales fluviales del río Guadalhorce, con 32,8 hectómetros cúbicos; otros seis correspondieron al trasvase desde La Viñuela y otros 28,8 a las presas del Guadalhorce.

"Entramos en un cuarto año de sequía que está siendo aún más seco que los anteriores", comentó Rodríguez Leal, quien subrayó la importancia de impulsar una "buena gestión" de los recursos disponibles. Pero el optimismo de Rodríguez Leal toma como base el trasvase de agua procedente de la parte occidental de la provincia, donde la situación está normalizada.

La infraestructura a la que aludió el director de la Cuenca debe permitir la llegada de entre 350 y 400 litros por segundo a Málaga capital, lo que representa un 20 por ciento de su consumo anual. Sin embargo, esta actuación está lastrada por la tardanza del Ayuntamiento a ceder los terrenos en los que se proyecta la ejecución de tres pequeñas obras (dos estaciones de bombeo en Santa Tecla y El Viso y las conexiones de El Atabal).

Rodríguez Leal, que instó al equipo de gobierno del PP a acelerar la puesta a disposición de estas parcelas, señaló que los trabajos podrían prolongarse entre cinco y seis meses, lo que hace inviable disponer de la misma para el próximo verano pero "sí estaría en verano de 2009". La inversión, de unos 6 millones de euros, será asumida la Administración regional.

Pero el agua existente en la zona occidental de la costa no será trascendente sólo para la capital y el valle del Guadalhorce, sino también para la parte oriental a medio plazo. Estas localidades, que se han salvado de la sequía por el buen estado de La Viñuela, sufren ahora la bajada en estos registros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios