La Junta se marca como reto atraer más vuelos internacionales a Málaga

  • El consejero de Turismo, Sergio Moreno, apunta también que la Costa del Sol debe potenciar aún más el turismo de congresos y acabar con la estacionalidad

La Costa del Sol se ha consolidado, pese a la incertidumbre económica actual, en el mercado nacional en el año 2007 y, además, ha conseguido ganar más cuota en algunos países tan importantes para el sector turístico como Gran Bretaña, Alemania o Francia. La nota, en general, es alta, pero aún quedan muchos retos pendientes para ratificar esa posición de liderazgo mundial. El consejero de Turismo, Comercio y Deporte de la Junta de Andalucía citó ayer cuatro, entre los que se encuentra atraer más vuelos internacionales, potenciar el turismo de congresos, acabar con la estacionalidad e impulsar el turismo de naturaleza e interior.

En el primer aspecto, Moreno explicó que trabajarán para que el aeropuerto de Málaga, como principal referencia andaluza, capte un mayor número de vuelos internacionales, que ahora suelen tener como punto de origen o destino Madrid o Barcelona. "Estoy seguro de que cuando acaben las obras de ampliación del aeropuerto de Málaga éste estará en condiciones de captar estos vuelos de largo recorrido. Se comenzará con el Málaga-Nueva York, pero creo que a éste se le deberían añadir más vuelos a otros destinos".

Respecto al turismo de congresos, el consejero señaló que "es el gran segmento del futuro" y precisó que Andalucía "reúne todas las características para atraer este tipo de turismo que, además, es muy rentable, fiel, da riqueza para todo el territorio y dura todo el año".

El máximo responsable del turismo andaluz también abogó por acabar con la estacionalidad, ya que los hoteles de la Costa del Sol suelen estar llenos en primavera y verano y bastante alicaídos en el otoño y el invierno. Moreno afirmó que "todos los destinos turísticos maduros tienen estos picos de estabilidad", y consideró necesario "apoyar más la rentabilidad de las explotaciones reduciendo la estacionalidad y atrayendo a segmentos turísticos de alto poder adquisitivo que viajan durante todo el año".

El consejero destacó que el mayor logro en materia turística de la legislatura que ahora concluye es que "las Administraciones Públicas y el sector privado nos hemos concienciado de que la industria turística andaluza se tiene que adaptar a los mercados, generar valor y ser competitivos de forma permanente. Ya no nos basta con hacer promociones turísticas genéricas, sino que tenemos que trabajar segmento a segmento". Moreno hizo hincapié en la búsqueda de ingresos y de rentabilidad en un contexto en el que el sector turístico andaluz "ya no puede competir por precio, sino por calidad en el servicio".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios