La Junta contenta al taxi con más trabas para la concesión de VTC

  • Negará licencias y aumentará el control para que estos vehículos no crezcan de forma ilimitada

Un taxista limpia su vehículo en la parada de la Estación María Zambrano. Un taxista limpia su vehículo en la parada de la Estación María Zambrano.

Un taxista limpia su vehículo en la parada de la Estación María Zambrano. / m.h.

Nada más empezar la reunión, el consejero de Fomento soltó lo que el sector del taxi esperaba, y lo que al mismo tiempo, no esperaba de la Junta: el Gobierno autonómico pondrá trabas para intentar evitar nuevas concesiones de licencias para vehículos de transporte con conductor (VTC). Una medida que el gremio consideró "apetitosa" dada la cantidad de licencias VTC que van a salir en los próximos meses por la vía judicial.

No se trata de una labor fácil para la Junta, puesto que muchas de las licencias que están en los tribunales son VTC con licencia nacional, y la administración regional solo puede actuar y detener la tramitación de operatividad de licencias VTC de carácter autonómico. No obstante, el sector considera que, dentro del ámbito competencial del Gobierno andaluz, las concesiones han sido importantes. "De una forma generalizada creo que el sector salió satisfecho de la reunión, y la actitud del consejero fue buena. Le preguntamos y repreguntamos y se quedó con nosotros hasta bien entrada la noche", cuenta José Royón, presidente de la Asociación Unificada de Autónomos del Taxi (Aumat), sobre la reunión con el consejero de Fomento que se prolongó durante la noche del jueves.

La Junta devolverá negadas todas las solicitudes de licencias VTC que lleguen a las diferentes delegaciones territoriales de la Consejería de Fomento. Si los solicitantes de las mismas van por la vía judicial amparándose en períodos legales en los que hubo desregulación en las concesiones a los VTC la Junta aplicará el artículo 3 de la Orden FOM/36/2008 -vigente durante toda la etapa de desregulación- que atribuye la competencia de concesión de licencia a las Comunidades Autónomas, incluso para con aquellas VTC de ámbito nacional. Otro punto importante de las medidas que ofreció la Junta al gremio durante la reunión fue la creación de una base de datos autonómica, que gestionarán los ayuntamientos, recogerá lo relativo a las sanciones a los VTC y a los servicios precontratados a estos. Se trata de una medida muy reclamada por el sector, que permitiría además controlar el límite del 20% de facturación de servicios en comunidades autónomas diferentes a las de su origen que los VTC tienen establecido por ley.

La administración autonómica también tiene intención exhortar a todos los municipios a que instruyan a la Policía Local en materia de tráfico para detectar posibles irregularidades que cometan los VTC. Esta medida se tomó de manera pionera en Málaga, a raíz del paro del servicio que el sector del taxi hizo durante la huelga y que consiguió arrancar una serie de compromisos al Consistorio a medidados de agosto, entre los cuales se encontraba la formación de los agentes. La intención de estas medidas es alcanzar la proporción de 1 VTC por cada 30 taxis que ordena la ley. En Andalucía, la Junta admite que el equilibrio es actualmente de 1/10, con Málaga como punto culmen con una proporción de 1/5.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios