La Junta inspeccionará 31 agencias de viajes para proteger los intereses y derechos de los consumidores

  • La campaña de inspección, donde se controlarán un total de 200 establecimientos, se llevará a cabo a finales de año

La Dirección General de Consumo de la Consejería de Salud llevará a cabo hasta finales de año una campaña de inspección en 31 agencias de viajes de la provincia de Málaga para comprobar si cumplen con la normativa que protege los derechos de los consumidores.

En total, en el conjunto de la región los inspectores controlarán un total de 200 establecimientos de este tipo. Así, vigilarán especialmente las ofertas y promociones que estas empresas realicen con motivo de los puentes festivos del Pilar, de Todos los Santos y de la Constitución.

Publicidad engañosa, información errónea o falta de información, así como la inexistencia de hojas de reclamaciones a disposición de los consumidores son algunas de las irregularidades más comunes; de ahí que se vayan a intensificar los controles puesto que la información a los usuarios debe ser "veraz, suficiente, comprensible, inequívoca y racional sobre las operaciones y sobre los bienes y servicios", destacaron desde la Junta en un comunicado.

El objetivo de esta campaña es lograr una mayor transparencia en las relaciones entre las agencias de viajes y sus clientes, así como reforzar la calidad de los servicios turísticos proporcionados en Andalucía.

En este sentido, se prestará especial atención a los denominados viajes combinados, que incluyen en un mismo paquete un servicio de transporte, el alojamiento y otras actividades lúdicas, como por ejemplo entradas para un museo o un espectáculo.

En los establecimientos que se inspeccionen se tendrá en cuenta la publicidad que se ofrece los usuarios, la información sobre los precios, la relativa al contrato, y la existencia de las garantías y seguros que exige la normativa. También se controlará este tipo de establecimientos cuando ofrecen sus servicios a través de Internet.

Las sanciones que puedan derivarse oscilarán entre los 200 y los 5.000 euros, al tratarse de infracciones leves. No obstante, pueden llegar a los 30.000 euros en el caso de infracciones graves, como por ejemplo la introducción de cláusulas abusivas en los contratos o carecer de las garantías y seguros exigidos por la normativa vigente para este tipo de servicios.

RECOMENDACIONES AL USUARIO

Desde Consumo recomendaron a los usuarios conservar el contrato, los folletos y la publicidad además de guardar todas las facturas y justificantes de transferencias bancarias realizadas.

Las agencias de viajes tienen la obligación de disponer de hojas de quejas de reclamaciones que los consumidores pueden solicitar para expresar en ellas el motivo de sus quejas o reclamaciones. Para reclamar, el usuario debe dejar copia a la agencia de viaje, que habrá de contestarle en un plazo de 10 días hábiles. Si no lo hace o la respuesta es insatisfactoria para el consumidor, éste podrá dirigirse con el ejemplar reservado para la Administración a los organismos públicos de Consumo.

Otra vía es la judicial. Así, en el caso de que las cantidades reclamadas no excedan de los 900 euros, el interesado puede acudir a la vía civil sin abogado ni procurador, con lo que los costes del proceso judicial se reducen, precisaron desde el Gobierno autonómico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios