La Junta pagará los daños que no cubran el Gobierno y los seguros

  • Zarrías compromete el apoyo del Gobierno andaluz a los afectados no asegurados

Los daños causados por el tornado que no cubran ni el Consorcio de Compensación de Seguros ni las ayudas previstas por el Gobierno central serán asumidas por la Junta de Andalucía. Así lo anunció ayer el vicepresidente del Gobierno andaluz, Gaspar Zarrías, quien se refirió al caso concreto de unas 14 comunidades de vecinos y una serie de empresas que no disponen de seguro.

La decisión fue anunciada ayer tras la reunión que mantuvo con el subdelegado del Gobierno en Málaga, Hilario López Luna; el alcalde de la ciudad, Francisco de la Torre, y varios concejales del equipo de gobierno en el Ayuntamiento de Málaga.

El vicepresidente de la Junta se comprometió a hacerse cargo de los casos en los que ni el Consorcio de Seguros ni el decreto puedan actuar "para que nadie tenga problemas para reparar los daños sufridos y demos la máxima agilidad para que estas personas recobren la normalidad en el menor tiempo posible".

El encuentro mantenido ayer en la capital también sirvió para abordar la retirada inmediata de las cubiertas de los edificios que resultaron dañadas por el tornado y que en su mayoría son placas de fibrocemento, un material que fue prohibido por la Unión Europea por ser cancerígeno.

La Empresa de Gestión Medioambiental (Egmasa), dependiente de la Junta, y la empresa de limpieza de Limasa del Ayuntamiento de Málaga deberán coordinarse para retirar las cubiertas y poder iniciar así la reparación inmediata de los tejados en previsión de que continúe lloviendo.

El alcalde de la ciudad, Francisco de la Torre, insistió en la necesidad de que las compañías de seguros empiecen a actuar de inmediato "para hacer frente a sus obligaciones con los asegurados para reparar las cubiertas de los edificios sin esperar a que el Consorcio de Seguros diga que adelante". El Ayuntamiento, por su parte, ha iniciado ya la reparación del mobiliario urbano afectado como farolas, árboles y acerado de las zonas afectadas.

En cuanto a las personas que han tenido que pasar estos días fuera de sus casas reubicadas en hoteles y residencias, señaló que de las 35 realojadas en un primer momento el número ha pasado a las diez o doce.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios