La Junta quiere que los andaluces hagan turismo en Andalucía

  • El consejero Luciano Alonso dice que la crisis no afectará este año al sector y que la previsión de crecimiento es del 3% · Un consorcio evaluará el Plan Qualifica

Comentarios 3

Luciano Alonso desgranó ayer en Málaga los primeros objetivos que se plantea como consejero andaluz de Turismo, cargo que ocupa desde hace apenas cinco días. Tras una reunión con representantes del sector de la Costa del Sol, la primera de estas características que mantiene, explicó que una de las apuestas de la Consejería esta legislatura es incentivar el turismo dentro de la propia comunidad autónoma, es decir, que los andaluces hagan turismo en Andalucía.

Alonso apuntó que ya ha encargado un plan de acción en este sentido, para promocionar la movilidad interior, y que ahora debe hablar con los patronatos de todas las provincias andaluzas, que son los que lo han pedido. A su juicio, se trata de una iniciativa que puede contribuir a romper la estacionalidad turística.

"Tenemos un potencial magnífico; hay ocho millones de habitantes y nuestro mejor mercado somos nosotros mismos", dijo Alonso. Hay más. Por ejemplo, captar nuevos visitantes de los países emergentes, pero seguir cuidando y mantener la cuota de los tradicionales, como Alemania, Francia, Gran Bretaña, los países nórdicos o el mercado nacional. "Me gustaría ser el destino de vacaciones favorito de la Unión Europea", sentenció.

Aludió a la "preocupación" de su equipo por el "enfriamiento" de la economía, aunque afirmó que no dispone "de un solo dato" que indique que "vamos a tener menos ingresos, menos visitantes o menos empleos". "En la época del bienestar nadie está dispuesto a renunciar a sus vacaciones", reflexionó el consejero. Eso sí, el turista se ha vuelto más exigente, apuntó, "se elige muy bien", se tienen en cuenta aspectos como la relación calidad-precio y puede que se decante por destinos cercanos, dijo entroncando con su idea de que hay que potenciar el turismo dentro de la región.

Manifestó también que la Organización Mundial del Turismo (OMT) ha dicho que no se deben variar las previsiones para este año, que la Junta mantiene en un crecimiento del 3 por ciento. La comunidad recibió en 2007 a 27 millones de turistas y generó unos ingresos turísticos de 16.400 millones de euros. "Hay que seguir afianzando el liderazgo, nacional e internacional".

El consejero cree que la innovación y las nuevas tecnologías deben ser "las premisas básicas" del crecimiento, con más financiación para la investigación y la ciencia. Citó el Plan de Playas, en el que la Consejería se involucrará económicamente, y pidió la implicación del Gobierno central, de los alcaldes y de los empresarios en el Plan Qualifica, una "oportunidad histórica" para Málaga. Anunció, además, la creación de un consorcio para "evaluar y progresar" en este proyecto.

Su vista está puesta en mejorar el turismo de congresos y el cultural, además de trabajar para presentar una oferta conjunta en el segmento de salud. Alonso también anunció que modificará la Ley del Turismo, en concreto, los decretos de restauración y de apartamentos turísticos". Es una "inquietud" planteada desde hace tiempo por el sector y se abordará, aunque precisó que aún hay que estudiar cómo hacerlo.

Miguel Sánchez, presidente del Consejo de Turismo de la CEA y uno de los asistentes a la reunión, tiene los mejores augurios para la legislatura. "El consejero conoce muy bien el sector, sus problemas, a los empresarios y a los sindicatos", dijo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios