La Junta, sorprendida ante la "pasividad" para retirar los mosaicos de Invader

El consejero de Cultura de la Junta de Andalucía, Miguel Ángel Vázquez, lamentó ayer la "pasividad" que cree ha demostrado el Ayuntamiento de Málaga para resolver la retirada de los mosaicos del artista Invader instalados en fachadas de edificios del centro histórico declarados Bien de Interés Cultural (BIC). A preguntas de los periodistas, Vázquez consideró que "deberían estar retirados" porque "con la ley en la mano, tendría que estar resuelto ya." "Esto demuestra el incumplimiento sistemático por parte del Ayuntamiento de la normativa vigente respecto a la Ley del Patrimonio y el reconocimiento implícito de cierta responsabilidad en los retrasos", declaró. El consejero también confirmó que la Consejería de Cultura aún está a la espera de recibir un informe del Seprona sobre los daños ocasionados a los BIC por la instalación de los murales.

Preguntado por el retraso de la Biblioteca Pública Provincial de Málaga tras hallarse restos arqueológicos en el Colegio de San Agustín, Vázquez consideró como "tomadura de pelo" que el Gobierno central aún no haya "asumido la responsabilidad" de dotar a esta ciudad de un edificio para ese centro. "Llevamos en situación de alquiler desde 1994, lo que le ha supuesto a la Junta un gasto de más de 7 millones de euros por falta de respuesta del Ejecutivo central", aseguró, al tiempo que insistió en que Málaga se merece tener un centro de referencia donde colocar esta biblioteca. "Cuando había un camino iniciado para que la biblioteca llegara al Convento de la Trinidad, sacaron un nuevo conejo de la chistera para no cumplir con el compromiso", resaltó.

Para el proyecto sobre ese antiguo convento aún no hay una fecha fija para saber qué uso se le puede dar al espacio, aunque espera que para antes del verano se pueda tener una propuesta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios