La Junta subvenciona el comedor escolar al 97% de niños inscritos

  • La prestación cuesta 3,30 euros diarios, pero sólo un 3% de beneficiarios los paga en su integridad · Educación bonifica la cuarta parte, la mitad e incluso la totalidad del coste, según la renta familiar

Comentarios 0

Los almuerzos en los comedores escolares ganan terreno año tras año en los colegios e institutos de la provincia de Málaga. Más de 43.000 alumnos comen a diario en centros escolares públicos durante este curso 2007-08, lo que ha supuesto un aumento de casi un 20 por ciento respecto a las cifras de un año atrás, cuando eran unos 36.000 los pequeños inscritos en los comedores. La doble jornada laboral de padres y madres, cada vez más implantada, está detrás del auge de esta asistencia, pero también su accesibilidad económica. El coste vigente en la actualidad es de 3,30 euros por día y plaza, pero una ínfima parte del alumnado accede a este servicio sin subvención alguna: el 97 por ciento cuenta con ayudas que cubren una parte o incluso la totalidad del coste, según advierten desde la Delegación Provincial de Educación.

La del comedor escolar es una de las tres prestaciones de que consta el llamado Plan de Familia creado en 2002 por la Consejería de Educación de la Junta en pro de la conciliación laboral y familiar de las parejas andaluzas. Los otros dos son el aula matinal y las actividades extraescolares, pero el más demandado es el del comedor, del que ya disfruta casi un tercio del alumnado de la enseñanzas obligatorias. De los más de 43.000 niños inscritos, el 62 por ciento sólo paga la mitad de su coste; el 25 por ciento abona el 75 por ciento de los 3,30 euros, y un 10 por ciento accede al servicio en condiciones de total gratuidad, según destacan desde la Delegación de Educación.

El parámetro que la Junta valora a la hora de otorgar estas subvenciones es el de la renta familiar. Los niños con menos recursos no tienen que pagar nada por sus almuerzos escolares, como tampoco lo hacen los que se encuentran en situaciones de exclusión social, ni los que tienen que desplazarse de su localidad para poder seguir escolarizados y que, por tanto, son usuarios habituales del transporte escolar.

El Plan de Familia permite que las familias que lo precisen puedan dejar a sus hijos en su centro educativo a las 7.30, donde pueden permanecer, si lo necesitan, hasta las 18.30 y, en ocasiones, hasta las 20.00. La llamada aula matinal y las actividades extraescolares son las que permiten prolongar estar jornadas escolares por sus dos extremos y, aunque son pocas las familias que contratan todas las prestaciones, una minoría no tiene más remedio que hacer uso de los tres servicios. Unos 10.000 niños malagueños pasan una media de 12 horas diarias en sus colegios e institutos en virtud de este programa.

más noticias de MÁLAGA Ir a la sección Málaga »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios