Juzgan a una banda por desvalijar el depósito de la droga del puerto

  • El fiscal afirma que robaron 120 kilos de 'coca' y otras sustancias en el almacén portuario

La droga estaba almacenada en una nave del puerto protegida por una cámara acorazada. La droga estaba almacenada en una nave del puerto protegida por una cámara acorazada.

La droga estaba almacenada en una nave del puerto protegida por una cámara acorazada. / M. H.

La Audiencia de Málaga tiene previsto juzgar a partir de hoy a los cinco acusados de robar 169 kilos de droga intervenidos en actuaciones policiales que estaban almacenados en el depósito de Sanidad Exterior de la Subdelegación del Gobierno en Málaga, ubicado en el puerto de la capital, en noviembre de 2011. La Fiscalía solicita una pena de cerca de 80 años en total para los procesados.

Según consta en las conclusiones provisionales del fiscal, los acusados integraban desde 2005 un grupo "que se dedicaba de modo habitual a realizar delitos contra el patrimonio, no sólo en Madrid, donde residían, sino también en cualquier otra ciudad de España".

La banda se puso de acuerdo para robar el alijo de droga, compuesto fundamentalmente por cocaína, del depósito. En agosto de 2011 se trasladaron desde Madrid a Málaga para estudiar la zona, las dependencias "y proyectar la manera de realizar el robo". Previamente habían recopilado las direcciones de 49 depósitos fiscales de almacenamiento de droga en España.

Ya en noviembre de 2011, cuatro de los acusados volvieron a Málaga por carretera, examinaron el lugar y "repasaron todos los movimientos que tenían planificados", según señala la acusación pública, mientras que el quinto lo hizo un día después ya que había sido detenido por un delito contra la seguridad vial y tenía justo ese día un juicio pendiente en Madrid. Sin embargo, le incautaron del maletero material para el robo.

El día de los hechos llegaron al puerto en tres vehículos, uno de ellos una furgoneta que había sido robada un día antes en un polígono de la capital por personas no identificadas, pero "por encargo" de los procesados; y otro un coche de alta gama con las matrículas falsas y que también había sido sustraído.

De madrugada, los acusados, supuestamente, "inutilizaron el sistema de vigilancia del perímetro exterior, arrancando la centralita externa ubicada en la fachada y una de las cámaras situadas en una esquina", además de cortar "los cables que unen el almacén con la central de alarmas" y fracturar la campana acústica, para entrar en el lugar, tras romper la cerradura, según el escrito provisional de acusación de la Fiscalía.

Ya dentro, al parecer, anularon los sistemas de alarma, que constaban de 12 cámaras exteriores e interiores, volumétricos, sísmicos y alarma silenciosa, accediendo a la zona acorazada tras utilizar un soplete y una maza.

Una vez allí, dice la acusación pública, sustrajeron 121 kilos de cocaína, procedente de partidas intervenidas por distintos juzgados, 57.288 unidades de MDMA, 28 kilos de anfetamina, 1,2 de heroína, 16.017 unidades de ketamina y 293 unidades de alprazolam. El fiscal apunta a que el valor de toda esta sustancia en el mercado ilícito era de 5,2 millones de euros.

El Ministerio Público sostiene que dos horas más tarde, salieron del puerto y se fueron a un polígono, donde tras sacar la droga y ocultarla en un lugar desconocido, quemaron la furgoneta, emprendiendo el viaje de regreso a Madrid a bordo de los otros dos vehículos. Los ahora acusados fueron detenidos casi dos años después de los hechos, en abril de 2013, en distintas localidades.

Por estos hechos, el ministerio fiscal acusa a los cinco hombres de un delito continuado de robo, de otro contra la salud pública y de pertenencia a grupo criminal. Además, a dos miembros de la banda los acusa también de un delito de uso de documento falso, ya que cuando fueron detenidos en Marbella llevaban carnés expedidos a nombre de otras personas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios