cierra un emblema

Kilocentro da su última puntada

  • El establecimiento de tejidos cerrará el próximo mes de junio después de 32 años

  • El grupo Inditex alquilará el local para ampliar Zara, que ahora está en el edificio contiguo

El interior del local. El interior del local.

El interior del local. / fotografías: javier albiñana

Conocer Kilocentro es una de las mayores señas de identidad de un malagueño. Haber pisado este icónico establecimiento ha sido un lance ineludible entre los vecinos de la capital durante los 32 años en los que sus puertas llevan abiertas. Las tijeras de sus empleados han cortado miles de metros de telas que han acabado en cortinas, trajes de guardería, disfraces de carnaval, vestidos de boda o grandes diseños de los principales modistas de la ciudad. Estos días, después de casi un tercio de siglo, entre sus paredes se están dando las últimas puntadas al negocio.

El establecimiento textil dejará de existir a finales del próximo mes de junio. Por eso, en las últimas semanas, en la entrada de la calle Nueva, no han faltado los anuncios con sus nuevos descuentos. "Desde hoy tenemos ofertas especiales hasta 40% de descuento para nuestros clientes. Aprovecha que las telas vuelan", colgaban en la misma tarde de ayer en su propio muro de Facebook. Contra todo pronóstico, Kilocentro no está anticipándose a las rebajas sino anunciando a hurtadillas su liquidación.

La oferta del grupo de Amancio Ortega fue "el último impulso" para el cierre

El que fuera administrador de la empresa, Jacob Assa, explicaa este periódico que el motivo del cierre dista mucho de ser económico: "El fundador, Alberto Bendahan, murió hace unos tres años, la siguiente generación está jubilándose y la tercera no quiere hacerse cargo de esto". Según afirma los últimos resultados ecónomicos fueron muy positivos: "Cualquier establecimiento no consigue matenerse durante más de 30 años ininterrumpidamente, por algo será". Pero este motivo no es suficiente para los jóvenes. "Ahora prefieren las tecnologías", dice. "El mundo está cambiando mucho, esto no es lo que yo viví. El no coser está cerca, ahora es más fácil y rápido ir a una tienda a comprar cualquier prenda que hacértela tú mismo". El sector del tejido no está de moda.

Assa hizo hincapié en que Kilocentro nació y morirá como un negocio familiar. La idea llegó desde Canarias, donde ya exitían algunos establecimientos familiares parecidos. "Desde que Alberto montara esto aquí, en el centro de Málaga, hemos pasado por todo, momentos buenos y malos. Ahora, llega el final de una etapa".

Cuenta que en un momento, llegaron a tener socios en Sevilla y Córdoba y que una posibles expansión se veía posible, aunque para él siempre ha sido un negocio "a corto y medio plazo". Con el fallecimiento del fundador y la decisión de la siguiente generación de no seguir con el negocio, el cierre comenzó a estar más cerca. A pesar de que reconoce que durante todos estos años, desde que se establecieron en el número 8 de la calle Liborio García, han recibido muchas ofertas por el establecimiento, la del grupo Inditex fue "un último impulso" para tomar la decisión.

Este periódico publicó el pasado martes que Inditex arrancará previsiblemente tras el verano las obras de ampliación del establecimiento de Zara que ya tienen en la calle Liborio García, justo en el dificio contiguo al Kilocentro, cuyo local será reformado para acoger la amplicación de Zara. El lugar donde hasta ahora se ubica Kilocentro pertence a una empresa en la que algunos de los propietarios de Kilocentro tienen participación. Será ésta la encargada de concretar el alquiler con la empresa Inditex que, teniendo en cuenta el alcance de la reforma del establecimiento, será para un periodo considerable.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios