La Legión, del Líbano a Afganistán

Podrían ser cualquiera de los que cada año desembarcan y desfilan por las calles de la ciudad en Semana Santa, pero los protagonistas de las fotografías reflejan otra cara distinta: el trabajo para el que deben estar preparados durante el resto del año. Miguel Temprano, periodista y presidente de la Asociación Nacional de Legionarios de Honor, dirigió ayer una conferencia en la Congregación de Mena para presentar una exposición compuesta por una selección de 40 fotografías que reflejan las misiones de paz en el Líbano, Afganistán y Mali llevadas a cabo por los legionarios en los últimos cuatro años. El fin de estas imágenes es completar un libro, previsto para finales de 2014, donde quede reflejado "la razón de ser de esta unidad, que es una mezcla de modernidad y tradición". En definitiva, un ejemplar con fotos completamente renovadas e inéditas, y en el que, además, se podrá ver reflejada la operatividad, la vida cuartelera y la preparación para este tipo de misiones de los militares.

Temprano cuenta como la principal misión de los legionarios en países como Afganistán es la de ayudar a la reconstrucción del país y entrenar a militares afganos para que estos aprendan a organizarse y defenderse por sus propios medios. "Somos una especie de hermanos mayores, vamos a enseñarles a tener su propia fuerza de protección para que la normalidad vuelva a sus ciudades", explicó. Al mismo tiempo, señala que la principal característica de esta unidad es la capacidad de integrarse entre sus ciudadanos y crear lazos humanos, una acción que considera "envidiable" por otros ejércitos europeos. Y lo ejemplifica, como es natural, con una fotografía, en la que puede verse a un pequeño portando un arma junto a un soldado: "Ese niño quería ser legionario, no por el uniforme o por el casco, sino porque el legionario trae la paz, y porque desde que estábamos ahí ha vuelto a jugar al fútbol enl a calle y a ir al colegio".

A pesar de la crisis, asegura que la Legión aún puede permitirse el lujo de mediar en conflictos internacionales bajo el mandato de Naciones Unidas. Durante la última misión de paz, que tuvo lugar en Mali, enseñar a sus ciudadanos a organizar al ejército y al país para que puedan vivir de su propia economía cumplió con las expectativas del grupo. "Muchos nos ven como infieles, pero la población civil en general agradece mucho la presencia española y la reconocen por nuestra bandera, ya que afortunadamente hemos ganado la Copa del Mundo y dos de Europa, y el fútbol ha abierto muchas puertas en el África negra". Al mismo tiempo, Temprano comenta la actuación que el propio Instituto Cervantes realiza a través de los militares enseñando español, sobre todo en países como en Líbano.

Este periodista resalta como desde sus 12 años la Legión siempre ha estado presente en su vida, hasta el punto de haber sido reconocido como Legionario de Honor, razón que le ha llevado a querer promocionar las hazañas y actuaciones de esta unidad dentro y fuera del territorio nacional. La exposición, que podrá visitarse desde el 14 al 17 de noviembre, rotará durante los próximos meses por los acuartelamientos de la Legión, como Melilla, Ceuta, Almería y Ronda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios