Licitan la compra de caudalímetros para detectar fugas en la red de abastecimiento

El Ayuntamiento de Málaga, por medio de la empresa municipal de aguas, Emasa, ha iniciado la licitación del suministro e instalación de caudalímetros ultrasónicos para ampliar el control de las principales redes de abastecimiento de la capital con el objetivo de mejorar la detección de fugas. La inversión inicial es de 100.000 euros y cuenta con un plazo de cuatro meses para su implantación, incluyendo la puesta en marcha del sistema. El objetivo del proyecto es monitorizar en tiempo real los flujos de caudales de la red de distribución en alta, cuyos diámetros oscilan entre los 600 y los 1.800 milímetros. La instalación de estos caudalímetros permitirá el cálculo de balances hídricos desde la salida de la Estación de Tratamiento de Agua Potable (ETAP) El Atabal hasta los distintos sistemas de reparto y depósitos reguladores que abastecen a la ciudad.

Emasa podrá determinar con mayor precisión el rendimiento de la red de distribución al comparar el volumen de agua potable que suministra la ETAP con los datos de las redes en alta y de las salidas de los depósitos. A partir del análisis de esa información, se podrán detectar posibles fugas de agua en la red y diseñar las correspondientes medidas correctoras, detallaron desde el Consistorio. El proyecto prevé la adquisición de diez de estos equipos de medida para su instalación en la red de abastecimiento utilizando una técnica no invasiva en la que los caudalímetros se fijan al exterior de las conducciones sin necesidad de ejecutar obra civil ni interrumpir el suministro. Nueve de las unidades previstas están asignadas a puntos concretos de la red repartidos por la ciudad, mientras que una de ellas se utilizará para efectuar mediciones puntuales en tuberías de diversas zonas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios