Off the record

Listas aburridas y santoral municipal

  • Tras las chispas que saltaron entre sus rivales del PSOE, la calma que transmiten los populares malagueños en la elaboración de sus listas empieza a confundirse con falta de interés

AL contrario de lo ocurrido en la casa de sus rivales, donde han saltado chispas hasta última hora, las listas electorales del PP no sólo no parecen interesar mucho a la sociedad civil malagueña, sino que tampoco quitan el sueño a nadie del partido. Los cinco primeros puestos en la candidatura al Congreso están claros desde hace tiempo: Celia Villalobos, Juan Manuel Moreno Bonilla, Ana Corredera y Federico Souvirón. El quinto puesto sigue libre, por lo que los aspirantes ilusionados con viajar a Madrid en el AVE deberían apresurarse en presentar sus solicitudes y currículum en Salvago.

Para el Senado, aparte de la ya consabida candidatura de Joaquín Ramírez, hay otras tres R en cuestión, aunque todas por detrás alfabéticamente del apellido del presidente provincial, no vayamos a bromas. Ana Rico, Ramos (¿cuál, cuál?), o el conocido Rosendo, son los nombres que se barajan. El que inteligentemente ha huido de esta lista es el alcalde Joaquín Villanova, que ya ha hecho sus cálculos tras leer las encuestas de Sigma Dos y debe considerar que sólo habrá un escaño popular por Málaga en la Cámara Alta.

En cuanto a la lista al Parlamento andaluz, y desdiciéndose de aquello de un hombre, un puesto, la consigna del candidato por Almería Javier Arenas es que cuantos más alcaldes mejor. La lista la encabezará la alcaldesa de Fuengirola y le seguirán sus homólogos y homólogas de Vélez-Málaga, Marbella y Alhaurín de la Torre, así como la teniente de alcalde de Ronda, Begoña Chacón. No faltará tampoco el ex concejal y alcaldable fallido Antonio Garrido. Si las predicciones del PP son buenas, falta un sexto diputado autonómico, aunque ello suponga la derrota en las andaluzas en la provincia, algo que no se presagiaba hace pocos meses.

Desde la dirección popular se da por hecho que no habrá un mínimo debate electoral entre las dos cabezas de lista a Madrid, la ex ministra Celia Villalobosy la ministra Magdalena Álvarez. No hay suficientes trampas para ponerle a esta última para que acceda. El enfrentamiento quedará pues infravalorado entre la consejera Rosa Torres y la bulliciosa Esperanza Oña.

de la torre, santero

No hay semana en la que el alcalde de Málaga no se distinga por su apego a las tradiciones o a la beatería. Si le acaba de dar la medalla de la ciudad a María Luisa Ruy-Díaz, la semana pasada fue a imponer la misma insignia a una Virgen en los Mártires, otra inauguró una estatua dedicada a Fray Leopoldo, y previamente, meses atrás, otra a la beata Sor Ángela de la Cruz, otra al padre Tiburcio Arnáiz.

La ciudad debe de tener ya claro que la familia política de Francisco de la Torre es la democratacristiana y que el regidor no tiene precisamente mucho apego a la corriente laicista que defiende Zapatero. Pero una cosa es hacer oposición al Gobierno socialista y otra llenar de santos y santas todas las esquinas de la ciudad. La separación de Iglesia y Estado viene fijada por el artículo 16 de la Constitución.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios