Luz verde a otra torre de 83 metros junto al bulevar del AVE

  • El Ayuntamiento aprueba inicialmente el estudio de detalle del sector Santa Rufina, donde se gana espacio libre elevando la altura de las edificaciones previstas

Comentarios 4

El Ayuntamiento de Málaga sigue mirando al cielo para diseñar el urbanismo previsto en el entorno del bulevar sobre el soterramiento de las vías del tren. Conocida hasta el detalle la operación por el momento fallida de los antiguos suelos de Repsol, cuyo desarrollo sigue aparcado como consecuencia de la crisis económica, la Junta de Gobierno Local dio ayer luz verde de forma inicial al estudio de detalle del sector Santa Rufina, parcela próxima, donde se prevé una torre de 83 metros de alto, con 27 plantas.

Este proyecto residencial, impulsado por la entidad Gestión de Inmuebles Adquiridos (perteneciente a Unicaja), da de este modo un nuevo paso en su tramitación administrativa, abriéndose ahora el periodo de información pública y el plazo en el que organismos públicos como Aviación Civil habrán de analizar la propuesta edificatoria. Previsiblemente la posición del ente dependiente del Ministerio de Fomento será favorable, por cuanto la iniciativa privada forma parte del Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU) al que ya dio autorización.

Éste es uno de los acuerdos adoptados ayer por el organismo municipal, en la que se estrenó como portavoz del equipo de gobierno del PP el también delegado de Ordenación del Territorio y Vivienda, Diego Maldonado. Éste destacó la importancia de la actuación, por cuanto se modifica la propuesta inicialmente contemplada para el terreno de Santa Rufina con el fin de aumentar los espacios libres disponibles. Para ello, se opta por elevar con creces la altura de una de las tres edificaciones. Junto al inmueble de 27 plantas se plantean otros dos de doce plantas.

Esta variación en el diseño permite, según el delegado del PP, incrementar hasta los 12.000 metros de suelo la superficie destinada a zona verde (casi 5.000 metros), espacio peatonal (1.832 metros cuadrados) y viario (más de 4.000 metros). El techo edificable de la parcela no sufre alteración, cifrándose en algo más de 34.000 metros, no todos residenciales.

El de Santa Rufina es uno de los tres planes especiales de reforma interior (Peri) localizados en el entorno del bulevar, a los que hay que sumar el de Princesa y el de San Lucas, localizaciones donde, según Maldonado, la intención del equipo de gobierno es trabajar en la misma línea. Es decir, se baraja "concentrar la edificabilidad en edificios más altos, ganando más suelo para espacios libres".

El proyecto contó ayer con el rechazo de los grupos de la oposición municipal. El portavoz de IU, Pedro Moreno Brenes, criticó los planes urbanísticos previstos en los terrenos de Cortefiel y lamentó que se haya cambiado un suelo industrial por residencial para construir "viviendas y más viviendas", dando la máxima edificabilidad, "por encima incluso de los estándares permitidos por la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA)".

"Están erre que erre y dando palos de ciego en torno al modelo caducado de la burbuja", dijo Carlos Hernández Pezzi, concejal del PSOE. El edil socialista denunció que el equipo de gobierno asignase "absurdamente" edificabilidades muy elevadas a esos espacios, aunque precisó que la posición de su grupo no es contraria a las construcciones en altura. "No estamos en contra de las torres pero sí de que eso sea a cambio de convenios que no se necesitan y que suponen una sobrecarga residencial muy fuerte", afirmó. "La única manera de que entiendan que hay crisis es que los privados no sigan explotando la teta del Ayuntamiento, que es generosa y disparatada en un momento en que tendría que ser equilibrada", apostilló.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios