Magdalena Álvarez dice que el tren abre "una nueva puerta al futuro y la esperanza"

  • La ministra de Fomento considera que la culminación del AVE hace que los ciudadanos de la provincia se unan al progreso

Con la emoción de quien ha vivido en primera persona la historia presente y pasada del proyecto del AVE entre Málaga y Madrid y de quien ve cumplido un "sueño". Así se presentó ayer en la estación María Zambrano la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, quien, junto al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y del máximo mandatario de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, encabezaron la inauguración de esta línea de Alta Velocidad. En sus palabras se hizo patente la importancia de esta infraestructura, que trasciende lo meramente funcional, al entender que de su mano los malagueños y andaluces se unen al progreso, dan paso "a los nuevos tiempos" y avanzan hacia "la nueva sociedad que queremos construir entre todos".

"El AVE no sólo es un tren, es mucho más, es una unión de tierras que siempre estuvieron lejanas y que ahora, ya, no lo están; es la creación de riqueza; es un nuevo impulso hacia el progreso. Es manifestar que estamos dispuestos a coger el tren y que no vamos a dejar pasar ninguna oportunidad más", insistió Álvarez al referirse al recorrido que desde ayer une oficialmente la ciudad costasoleña con el centro de España en apenas dos horas y media.

Un paso adelante con el que la Málaga "del Paraíso de Aleixandre, la que iluminaba los ojos de Picasso, la que guió las esperanzas de libertad de Torrijos, la que orientó en su infancia a Ortega y Gasset, la que dio cobijo a María Zambranoý" ve abierta "una nueva puerta a la esperanza y al futuro".

En un intento por cerrar, al menos por un día, la confrontación política que ha protagonizado los últimos meses de este proyecto, la titular del Ministerio de Fomento recordó que se trata de una obra resultado de la participación y la colaboración de diferentes administraciones y dio las gracias a "todos los que la han hecho posible". Entre ellos mencionó de manera expresa a los más de 10.000 trabajadores que han intervenido en la ejecución de la infraestructura, así como a las más de 120 empresas que han trabajado "con destreza" y "profesionalidad".

"Es un día para compartir la felicidad, para estrecharnos la mano y animarnos a seguir en la lucha de superación que tiene que marcarnos nuestro día a día. No debemos conformarnos", agregó. Y en esta línea llegó a reconocer el trabajo desarrollado en las anteriores legislaturas por los gobiernos del PP, con los que, "justo es reconocerlo", apuntó, se impulsó la ejecución de casi el 40 por ciento del trazado.

Pero en el capítulo de reconocimientos, su discurso le llevó a rememorar cómo los primeros pasos de lo que hoy ya es una realidad se dieron de la mano de la Junta de Andalucía, en el año 1997, cuando ella estaba al frente de la Consejería de Economía. Por ello, de un lado, ensalzó el trabajo de Manuel Chaves, que inició el proyecto, y, de otro, de José Luis Rodríguez Zapatero, con el que "se hace realidad". "Se vislumbra un sueño, se hace realidad una quimera, se completa un hermoso y arriesgado círculo que, en muchas ocasiones, nadie pensó que se cerraría", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios