Málaga, Almería y Alicante concentran a la mayoría de los inmigrantes europeos

  • El 21% de los dos millones y medio que viven en España son jubilados que en la mayoría de los casos no se empadronan

El 21% de los dos millones y medio de europeos que viven en España son jubilados que en la mayoría de los casos no se empadronan por no pagar impuestos, porque no están integrados (no hablan el idioma), por no perder derechos sociales en sus países de origen o por desconocimiento, según un estudio del Real Instituto Elcano. El documento refleja además la “elevada concentración” de estas personas por áreas geográficas: más del 90% de los inmigrantes mayores de 55 años procedentes de estos países europeos viven en ocho provincias españolas: Alicante, Málaga y Almería, que concentran dos tercios del total, y Baleares, Las Palmas, Tenerife, Gerona, y Murcia, donde vive el resto. 

El informe, elaborado por los investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) Vicente Rodríguez y Paz Rodríguez, y el profesor de la Universidad de Zaragoza Raúl Lardiés, se basa en estudios previos y en encuestas y entrevistas personales realizadas a extranjeros retirados y residentes en Andalucía para describir a esta población que ya representa el 48% de todos los europeos que viven en España. 

Los autores destacan que “la población extranjera retirada tiende a no empadronarse” en el municipio de residencia, “a pesar de lo cual acceden a determinados servicios y beneficios sociales”, lo que “causa perjuicios relevantes a las arcas municipales y a la capacidad de los Ayuntamientos y otras administraciones públicas para planificar la dotación de servicios”. Según los resultados de la investigación, una de las razones por las que no se registran es porque “temen que el empadronamiento haga llegar sus datos a la policía, lo cual llevaría quizá implícita la necesidad de cotizar y pagar impuestos en España, siendo eso sinónimo de perder ciertos derechos y beneficios en sus países de origen”. 

En 2009, los mayores de 55 años procedentes de la UE-15 más Noruega y Suiza sumaban 400.000 personas, un tercio del total de extranjeros de estas nacionalidades.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios