Municipal

Málaga abre ahora a consulta si aplica o no las zonas saturadas por ruido

  • El Ayuntamiento publica en su web la propuesta de ZAS en el Centro y Teatinos y se da hasta finales de noviembre para decidir

Comentarios 1

El Ayuntamiento de Málaga da una nueva patada adelante en su apuesta por poner coto al ruido generado por los negocios de hostelería en el Centro histórico y Teatinos. Tras venir posponiendo en los últimos meses la declaración de las bautizadas Zonas Acústicamente Saturadas (ZAS) en ambos espacios geográficos, el área de Medio Ambiente vuelve a posponer a finales de este año la aplicación del conjunto de medidas diseñadas para reducir el impacto sonoro de estos negocios.

De hecho, según las previsiones del Consistorio, no será hasta finales de noviembre cuando, objetivamente, estará en disposición de avanzar en esta línea de actuación. Todo ello después de abrir a consulta ciudadana el proyecto de ZAS, respondiendo de este modo a la sugerencia realizada el pasado 2 de abril por el secretario general municipal. En concreto, el paso dado por Medio Ambiente ha sido el de colgar la propuesta en la plataforma Málaga contesta para que el documento sea consultado por los vecinos interesados, con el fin de que realicen cuantas aportaciones consideren.

“Queremos saber tu opinión y contar con tus aportaciones sobre el Plan Zonal Específico relativo a la Declaración de Zona Acústicamente Saturada relativo al Distrito Centro y al Plan Zonal Específico relativo a la Declaración de Zona Acústicamente saturada en el Distrito Teatinos”, dice literalmente la propuesta, que se somete “a consulta pública” con el objetivo de conocer la opinión de los vecinos sobre “los problemas que se pretenden solucionar con esta iniciativa; la necesidad y oportunidad de su aprobación; los objetivos de la norma, y las posibles soluciones alternativas regulatorias y no regulatorias”.

Conforme al calendario manejado por el equipo de gobierno, la presentación de sugerencias y su debate se extenderán hasta el 8 de junio próximo; para después, hasta el 21 de noviembre, elaborar las conclusiones correspondientes.

La publicación incluye la propuesta de declaración de ZAS, detallando un serie de medidas de carácter genérica y específicas. Entre las primeras, se hace referencia a la aplicación de una moratoria que impida la apertura de nuevos restaurantes, autoservicios, cafeterías, bares-quioscos y pubs y bares con música, así como salas de fiesta, discotecas, discotecas de juventud y salones de celebraciones. La propia iniciativa fija la posibilidad de que la junta de gobierno local exceptúe esta suspensión en aquellas actividades que considere de interés general para la ciudad.

Asimismo, se permitirá la transformación y/o el cambio de actividades “para evitar las destinadas a hostelería y esparcimientos”. Sí se permitirá que una discoteca o un pub, por ejemplo, se transforme en un restaurante, cafetería o bar “sin equipos sonoros y con horario de funcionamiento diurno-vespertino”. En este apartado, también se habla de impedir que las salas de fiesta y discotecas que sean residenciales y en áreas de este mismo uso y de potenciar las medidas dirigidas a la vigilancia y control de la normativa.

El malestar de los vecinos del Centro y Teatinos es evidente. “Es una artimaña más del Ayuntamiento para alargar el proceso y por no coger el problema para no enfrentarse a nadie; estamos en año preelectoral”, dijo Óscar Agudo, de la Asociación de Vecinos Centro Antiguo, quien insistió en que lo que tiene que hacer el Consistorio “es hacer cumplir la normativa”. Agudo cuestionó abiertamente el sentido de las propuestas incluidas por el Ayuntamiento y criticó que no se hayan atendido las realizadas por los residentes.

Etiquetas

, , ,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios