Análisis La presencia internacional de la economía malagueña sigue siendo, no obstante, muy baja

Málaga casi duplica su número de empresas exportadoras en tres años

  • Hay 700 compañías locales que comercializan sus productos y servicios en el exterior · Un programa pretende que firmas turísticas malagueñas inviertan en el desarrollo de países ribereños mediterráneos

Comentarios 0

El número de empresas exportadoras en Málaga casi se ha duplicado en los últimos tres años. Se ha pasado de apenas 400 a 700 en este periodo, lo que viene a demostrar que las firmas de la provincia comienzan a perderle el miedo a salir a los mercados exteriores, según los datos cedidos a este diario por la Cámara de Comercio de Málaga. No obstante, no hay que tirar las campanas al vuelo. Ni mucho menos, ya que en Málaga hay censadas actualmente por el Instituto Nacional de Estadística 114.547 empresas, por lo que las que exportan apenas representan el 0,6 por ciento del total.

El escaso peso de la exportación en Málaga responde, principalmente, a que esta provincia vive del turismo y éste no computa como venta exterior. Sin embargo, es evidente, a tenor de los datos, que las firmas malagueñas están haciendo un mayor esfuerzo por internacionalizarse, para lo que cuentan con el apoyo de instituciones como la Cámara de Comercio de Málaga, la Confederación de Empresarios de Málaga (CEM) o la Junta de Andalucía a través de Extenda, entre otros organismos.

Andrés García, gerente de la Cámara, se muestra "satisfecho" con los registros actuales. "Hemos conseguido crecer y lo importante es que estamos diversificando mucho el tipo de empresas exportadoras. Normalmente las más fuertes son del ámbito agroalimentario, con la aceituna o el aguacate, pero la construcción, la ingeniería, la química, la industria o la tecnología -gracias al Parque Tecnológico de Andalucía- están exportando cada vez más sus productos y servicios", asegura.

Europa es nuestro principal mercado, si bien la pujanza tecnológica ha llevado a que el nombre de Málaga también sea conocido en numerosos países asiáticos como China, Corea o India, entre otros, y en Estados Unidos o Latinoamérica.

Uno de los hechos más curiosos es el de las constructoras. El sector se está ralentizando en Málaga y el resto de España y algunas firmas locales como Sando o Vera han apostado por edificar viviendas de primera residencia, mayoritariamente, en países de Europa del Este. El vicepresidente de la CEM, Javier González de Lara, señala que "vivimos un proceso de desaceleración económica en el que la construcción y el sector inmobiliario en general está atravesando dificultades y donde hace falta poner una mayor dosis de ilusión e imaginación".

Precisamente, González de Lara considera que uno de los mayores retos de la empresa malagueña es abrir nuevos mercados en el exterior. Cree que se están haciendo notables avances porque "cada vez hay más información, más ayudas y más misiones comerciales y eso hace que las empresas que se están incorporando a la exportación estén más cualificadas que antes", pero pide aún más colaboración a las Administraciones Públicas.

El objetivo, lógicamente, es que el porcentaje de empresas exportadoras sea más alto en Málaga. Hay varios proyectos e, incluso, se está intentando involucrar a un segmento endógeno como el turismo. La Cámara de Comercio de Málaga- a través del Centro Euromediterráneo para el Conocimiento, la Innovación y la Formación Turística- está negociando con países ribereños del Mediterráneo para permitir que firmas malagueñas hoteleras, hosteleras o de servicios puedan invertir en el futuro desarrollo turístico de esos países. Desde la Cámara se está hablando, por ejemplo, con el gobierno de Marruecos, dentro de su Plan Vision 2010 que prevé la realización de grandes complejos turísticos en sus costas, o con Turquía. "Llevamos dos años trabajando y ya hemos alcanzado algunos acuerdos que esperamos se puedan concretar en breve en proyectos", afirma Andrés García.

Las empresas malagueñas empiezan a mirar al exterior. El número aún es casi ridículo pero cada vez hay mayor interés. Casi 200 empresarios locales abarrotaron ayer una sala en la que había unas jornadas técnicas sobre exportación. Lo único bueno de presentar datos tan bajos es que queda todo por hacer. Y por crecer.

más noticias de MÁLAGA Ir a la sección Málaga »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios