Málaga encabeza el saldo migratorio exterior en España

  • La provincia captó un total de 19.081 personas procedentes del extranjero en 2010 y emigraron 7.927, arrojando un resultado neto positivo de 11.154

Málaga sigue siendo atractiva para vivir y trabajar para los extranjeros. De hecho, es la provincia española que tiene el mayor saldo migratorio exterior de toda España, según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Este organismo subraya que en el año 2010 llegaron a Málaga un total de 19.081 personas procedentes del extranjero, de las cuales la mayoría procedían del resto de la Unión Europea, de Sudamérica y de África (mayoritariamente Marruecos). En sentido opuesto, hubo 7.927 personas que decidieron emigrar de Málaga hacia otros destinos extranjeros por cualquier motivo, siendo también el resto de países de la Unión Europea y Sudamérica los principales destinos. Si se restan ambos parámetros, Málaga tiene un saldo positivo migratorio de 11.154 personas y es el mayor de España, ya que Barcelona tiene un superávit de 8.608 personas; Las Palmas de 5.510; Santa Cruz de Tenerife de 5.705; Zaragoza de 3.991; Baleares de 5.565; Alicante de 1.421; o Madrid de 965.

El estudio del INE es prolijo en datos y algunos de ellos son bastante llamativos. Por ejemplo, la franja de edad en la que más personas de otros lugares deciden venir a Málaga oscila entre los 26 y los 32 años, aunque también hay un número importante de personas con más de 65 años, en su mayoría jubilados malagueños o españoles que han querido volver a España después de trabajar durante décadas en otros países, o extranjeros que quieren pasar sus últimos años en la Costa del Sol tras adquirir alguna vivienda en la zona. Entre los emigrantes locales, la mayoría tienen entre 26 y 36 años -coincidiendo con la mejor edad para encontrar un trabajo fuera-. Se da la curiosidad de que en 2010 no hubo nadie con más de 95 años que decidiera emigrar desde Málaga al extranjero, pero sí hubo 12 casos de personas con esa edad o más que prefirieron cambiar de aires y e irse a Málaga.

Al margen de la emigración e inmigración con el extranjero, el INE muestra los movimientos entre las propias provincias españolas. En este caso Málaga también arroja un saldo positivo de 2.389 personas, si bien no fue el mayor de España pues fue superior en Toledo y Guadalajara. Esta circunstancia es normal ya que ambas ciudades de Castilla La Mancha están relativamente cerca de Madrid y el precio de la vivienda es más barata que en la capital española, de forma que numerosas personas que trabajan en Madrid eligen vivir en esas dos ciudades.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios