Málaga abre la vía a la generación de energía renovable en Los Montes

  • El PGOU permite instalaciones de este tipo en el suelo no urbanizable con más del 30% de pendiente, agrícola y de sensibilidad paisajística · El Ayuntamiento reserva unos 400.000 metros para un parque solar municipal

La posibilidad de instalar huertos solares o parques eólicos en el municipio de Málaga queda abierta. El Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU) de la ciudad incluye como gran novedad la opción de implantar este tipo de instalaciones para generar energía mediante fuentes alternativas en diversos tipos de suelo no urbanizable de especial protección, según confirmaron a este periódico fuentes municipales. Las mismas admitieron que el paso dado se produce después de que en los meses transcurridos entre la primera y la segunda aprobación provisional del documento hayan llegado al Consistorio promotores interesados en este tipo de inversión.

La inclusión de estos usos en el nuevo documento abre, por tanto, la espita para que aquellos interesados puedan plantear proyectos concretos. Y la apuesta que hace el equipo redactor no es baladí, por cuanto autoriza este tipo de equipos en una gran extensión de suelo del término municipal. "Lo que hacemos es fijar el marco en el que se puede desenvolver este tipo de actuaciones, cuáles son las parcelas máximas...", apuntaron las fuentes consultadas.

El planteamiento, en concreto, excluye este uso en puntos como la Sierra de Churriana, pero lo contempla en Los Montes en aquellos terrenos con pendientes superiores al 30%. Eso sí, en unas parcelas máximas de hasta 300.000 metros cuadrados. También se autorizan estas instalaciones en espacios de menor tamaño, con un máximo de 150.000 metros cuadrados, en las áreas de sensibilidad paisajística, que son aquellos suelos localizados en la proximidad de la corona urbana, junto a sus limitaciones como monte, junto a las carreteras de circunvalación y la exposición de sus vertientes que miran al mar. Y finalmente, el planeamiento da luz verde a las mismas en suelos agrícolas, con parcelas de una superficie máxima de 300.000 metros cuadrados.

A la espera de que este paso adelante fructifique en la presentación de proyectos concretos, el primero en mirar al futuro y prever una iniciativa de estas características es el propio Ayuntamiento. Casi escondidos entre las decenas de mapas del nuevo PGOU, sin la notoriedad que se da a las grandes torres de los suelos de Repsol, Martiricos o La Térmica, aparecen marcados en una tonalidad amarronada dos parcelas de terreno, en el entorno de Campanillas, que albergan una de las grandes novedades del documento de planeamiento: un parque solar municipal.

Las pastillas, que suman una extensión total de casi 400.000 metros cuadrados, han sido reservadas por los técnicos responsables del documento, en colaboración con la Agencia Municipal de la Energía, con la vista puesta en dotar a la ciudad de un espacio en el que impulsar la generación de energía mediante fuentes alternativas, como la solar.

La apreciación queda recogida en el apartado correspondiente a suelo no urbanizable de especial protección, aunque los detalles que se aportan son escasos. Fuentes municipales consultadas por este periódico subrayaron la importancia de la inclusión de esta reserva de suelo, no contemplada en el Plan General aprobado de forma provisional hace casi dos años. Aunque a día de hoy no está claro su destino ni el tipo de instalación que se implantará en los mismos.

"Eso es algo que habrá que decidir en función de cuál sea la situación de las energías renovables", apuntaron las fuentes, que recordaron los vaivenes que en los últimos años está teniendo este sector. Muestra de ello es la última decisión del Ministerio de Industria de cerrar el grifo de las subvenciones al sector. El recorte será de un 45% en las primas para las nuevas plantas fotovoltaicas de suelo, un 25% para las instalaciones de techo de mayores dimensiones y un 5% para las pequeñas.

Las características de este equipamiento, en cualquier caso, deberán detallarse en un plan especial en el momento en que se ponga en marcha el mismo. Además, las fuentes consultadas precisaron que el interés municipal no pasa tanto por la de disponer de una fuente de energía para consumo propio como la de realizar "una experiencia piloto", tratando de innovar en los dispositivos. Al tiempo, subrayaron que la determinación adoptada en el marco del nuevo Plan General supone un avance importante, ya que este tipo de medidas no son para nada habituales en ciudades de claro carácter urbano, como es el caso de Málaga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios