Málaga suma más inmigrantes que emigrantes durante los años de crisis

  • Es la segunda provincia española con mayor saldo positivo en migración exterior y la tercera en interior Se dispara el número de malagueños entre 30 y 49 años que se van al extranjero

Málaga sigue siendo uno de los principales puntos del país a la hora de atraer inmigrantes tanto extranjeros como procedentes de otras provincias españolas. De hecho, la diferencia entre los que llegan a la provincia y los que se marchan de ella a otros destinos (saldo migratorio) está siendo positivo -hay más inmigrantes que emigrantes- incluso durante todos los años de la crisis económica, a diferencia de lo que ocurre tanto a escala nacional como en la mayoría de las provincias españolas.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) publicó ayer los datos actualizados sobre migraciones correspondientes al año 2013 y éstos ratifican el interés que Málaga despierta fuera de las fronteras locales. Hay que hacer dos análisis distintos. Por una parte, están las migraciones exteriores, es decir, los flujos que se crean entre malagueños que se van al extranjero y los extranjeros que vienen a Málaga. El año pasado el saldo fue positivo en 1.124 personas. Es especialmente llamativo porque en 2013 solo hubo tres provincias en España cuyo número de inmigrantes procedentes del exterior fue mayor que el de emigrantes. La primera fue Tenerife, con un saldo de 5.151 personas. La segunda Málaga, con las 1.124 mencionadas, y la tercera Huelva, con 143. En el conjunto del país, el saldo fue negativo en 256.849 personas.

Si se analizan los últimos años se puede observar que la tendencia en Málaga es similar pese a la crisis económica. Desde 2008 siempre ha habido más inmigrantes foráneos que emigrantes malagueños. No obstante, sí cabe destacar que la tendencia está cambiando de manera notable hasta el punto que ese saldo positivo es cada vez menor y se desconoce si en los próximos años podría llegar a cero o ser incluso negativo.

En 2008, Málaga atrajo a 24.155 inmigrantes extranjeros -siendo la mayoría europeos y sudamericanos (ver tabla adjunta)-, mientras que en 2013 captó a 14.991 personas, un 38% menos. En el polo opuesto, en 2008 se fueron de Málaga a buscarse la vida en el extranjero 8.887 personas -la mayoría también a Europa y Sudamérica- y en 2013 fueron 13.867, un 56% más. El saldo, por tanto, sigue siendo positivo, pero la distancia se reduce notablemente.

Otro factor a tener en cuenta es el de la edad. Entre 2008 y 2012 el saldo ha sido siempre positivo desde la infancia hasta los 80 años -solo en 2012 hubo uno negativo en la franja de 35 a 39 años, pero apenas era de 48 personas-. En 2013, por primera vez, el saldo es negativo entre las edades que se podrían considerar medias. Entre los 30 y los 49 años, el año pasado se fueron 685 personas más de Málaga que las que entraron del extranjero. Los que más emigran a Málaga son los que tienen edades comprendidas entre los 55 y los 69 años, así como niños pequeños. De estos datos puede deducirse que salen muchos malagueños a buscar trabajo y vienen muchos extranjeros a pasar en la Costa del Sol sus años de prejubilación y jubilación, si bien a partir de los 75 años suelen regresar a sus países para fallecer allí.

Por otra parte, están las migraciones interiores, aquellas que se realizan entre las provincias españolas. Málaga no solo tiene saldo positivo sino que el año pasado se ratificó como el tercer destino más atractivo de España por detrás de Madrid y Baleares. La diferencia con ambos es que Málaga, entre 2008 y 2013, ha tenido siempre un saldo positivo amplio, mientras que tanto Madrid como Baleares han experimentado crecimientos y caídas en función de los años.

El año pasado Málaga atrajo a 18.543 personas procedentes de otras provincias españolas, siendo los más interesados en venir a Málaga los barceloneses, gaditanos, cordobeses, granadinos, madrileños y sevillanos. En el caso contrario, el año pasado emigraron de Málaga a otras provincias españolas 15.294 personas, siendo también Madrid, Barcelona y otras provincias andaluzas las preferidas. En este caso, sin embargo, el saldo sigue siendo positivo para Málaga en casi todas las franjas de edad -solo cae muy ligeramente entre los 15 y los 24 años-. En total, Málaga suma 1,62 millones de habitantes a 1 de enero de 2014, un 0,5% más que el año anterior.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios