Málaga pide intensificar la inspección de alquileres vacacionales y el cierre de ilegales

El temor a que los vecinos se rebelen contra la masiva llegada de turistas empieza a despertarse en algunos ayuntamientos como el de Málaga. Su titular de Turismo, Julio Andrade, reconoce que la ciudad no tiene problemas de convivencia con los visitantes, salvo quejas puntuales de ruido o molestias en calles céntricas, pero admite que es preciso adoptar "acciones específicas" para evitar la llamada "turismo fobia" ."hoy le toca a Barcelona y otro día puede ser otro", asegura el edil.

El crecimiento del número de viviendas turísticas que están fuera del control de la administración ya se ha abordado en la mesa de trabajo que mantiene el consistorio con empresarios turísticos y asociaciones de vecinos del centro histórico, donde se localizan la mayoría de los alquileres a turistas, sobre todo estas fechas.

Andrade pidió a la Consejería de Turismo que intensifique las labores de inspección "para ver si las viviendas cumplen con los requisitos y para detectar las ilegales, para en tal caso proceder a su cierre". Sólo en la ciudad hay más de 8.0000 plazas regularizadas, y se estima que las ilegales podrían superar el millar, según los hoteleros.

El responsable de turismo en la ciudad también reclama herramientas legales tanto a nivel de la administración estatal como autonómica para que los ayuntamiento puedan hacer frente a este problema. "Entre todos debemos ser responsables, porque la ciudad no quiere este tipo de turista", generalmente de menor poder adquisitivo que el que se aloja en hoteles.

La mesa de trabajo con presencia de empresarios del sector, el ayuntamiento y los vecinos, que se reúne cada seis meses, ya está trabajando en fijar zonas susceptibles de estar saturadas por la proliferación de alquileres. "Es preciso que en todos las calles haya un equilibrio entre vecinos y los que no lo son".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios