Málaga tiene parada la instalación de cien antenas desde hace 5 años

  • El Ayuntamiento de Málaga prevé desbloquear los planes de expansión de los operadores telefónicos en los próximos dos meses, ya que la actual red de telefonía de la ciudad está al límite de su capacidad

Hace más de cinco años que el Ayuntamiento de Málaga no ha concedido ni una sola licencia para la instalación de antenas de telefonía móvil en la ciudad. El retraso que acumulan los planes de expansión de los operadores telefónicos mantiene bloqueadas alrededor de un centenar de solicitudes en estos momentos. La Gerencia Municipal de Urbanismo se ha propuesto dar un impulso decisivo a las solicitudes pendientes en los próximos dos meses, ya que las compañías estiman que el déficit ya supera el 30 por ciento en la capital.

La lentitud en la tramitación administrativa de las solicitudes de las compañías de telefonía móvil y las discrepancias surgidas en torno a la ordenanza municipal son las razones que el Consistorio sostiene para explicar el bloqueo que acumula la puesta en marcha del despliegue tecnológico previsto en la ciudad. Pero la Gerencia Municipal de Urbanismo quiere acabar con esta situación y ha contratado a un técnico que se dedicará en exclusiva a resolver lo antes posible los expedientes atrasados.

Los planes de expansión que los cuatro operadores telefónicos del país presentaron al Ayuntamiento sobre la implantación de futuras antenas ya fueron aprobados por el Consejo de Urbanismo. El problema es que después de tanto tiempo "algunos han sido modificados por las propias empresas para actualizar su número y ubicaciones", confirmaron a este periódico fuentes municipales.

La tramitación de estas licencias puede tardar entre uno y dos años. Una vez aprobados los expedientes por Urbanismo, el área de Medio Ambiente tiene que emitir un informe sobre los posibles impactos de la antena en el lugar donde se pretende ubicar según recoge la ordenanza municipal.

Lo que sí se ha tenido que suprimir debido a una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) es el artículo en el que se prohibía la ubicación de estas antenas a menos de 150 metros de distancia de un colegio o un centro de salud.

Esto permitirá, según explicaron las mismas fuentes, que "se puedan ir dando autorizaciones individuales que en su momento fueron rechazadas".

Sin embargo, el parón en la concesión de licencias durante los últimos cinco años no significa que no se hayan seguido instalando antenas en la capital. Los propios operadores de telefonía móvil reconocen que "se ha seguido haciendo aunque de forma precaria", un hecho que achacan al "absoluto inmovilismo" del Ayuntamiento de Málaga.

Según las compañías telefónicas, en Málaga hace falta instalar 210 nuevas antenas para dar cobertura a la creciente demanda. Y es que los aproximadamente 400 aparatos que hay repartidos en estos momentos son insuficientes para atender el volumen diario de llamadas que se producen en el municipio y "en estos momentos están funcionando al límite de su capacidad".

Alrededor del 90 por ciento de las antenas de telefonía ya colocadas son de tecnología GPRS, la más extendida hasta la fecha para la comunicación entre móviles. Pero los operadores consideran que son necesarias, al menos, 60 más.

En el caso de las antenas de tercera generación de tecnología móvil, conocida como UMTS, el déficit es aún mayor. Sólo hay una veintena de estos aparatos instalados en la capital, a pesar de que se perfila como la tecnología del futuro al permitir al usuario establecer una videoconferencia a través del teléfono y una mayor velocidad en la descarga de vídeo y audio. Las compañías telefónicas creen que sería necesario instalar un mínimo de 150 antenas de este tipo en la ciudad.

Uno de estos aparatos es capaz de atender entre 75 y cien llamadas de teléfonos móviles de forma simultánea, aunque su capacidad "se ve desbordada la mayoría de las veces no por falta de cobertura sino de terminales", explicaron.

El uso del teléfono móvil en la capital de la Costa del Sol está por encima de la media nacional, ya que diez de cada diez malagueños tienen al menos uno de estos aparatos frente al 90 por ciento del resto de España.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios