Málaga se prepara para un terremoto

  • El grupo de rescate GEA organizó ayer un simulacro en un edificio en pleno centro de la ciudad

Comentarios 0

La calle Hoyo de Esparteros de la capital se convirtió por un día en el dantesco escenario de una ciudad asolada tras sufrir las sacudidas de un fuerte terremoto. No era más que un simulacro, pero había que rescatar con vida a los supervivientes que habían quedado atrapados bajo los escombros. La operación, en la que participaron unas 80 personas procedentes de toda España, fue todo un éxito.

El decorado no podía ser más realista. Un antiguo edificio del centro histórico, medio demolido y cedido para la ocasión por la empresa Promociones Braser, sirvió de telón de fondo para llevar a cabo la complicada operación de rescate que se orquesta siempre después de una catástrofe natural de esta envergadura.

En esta ocasión se trata de un país extranjero. Son las 8.30 de la mañana y el Grupo de Ecología Activa (GEA), especializado en el rescate personas en terremotos, lo tiene todo a punto para empezar. Los voluntarios fueron organizados en tres grupos para coordinar la operación de rescate en la zona cero del desastre. Angelina Molina, coordinadora nacional y presidenta de GEA, explicó ayer a este periódico que lo primero que hay que hacer es recabar información sobre la zona afectada, montar el operativo e intentar trasladar todo el equipo durante las primeras 24 horas.

No hay tiempo que perder porque las posibilidades de encontrar a gente con vida bajo los escombros son prácticamente nulas a partir del cuarto o quinto día tras el terremoto. Pero ésta vez hubo suerte, los rescatadores encontraron sana y salva a una de las víctimas que había quedado atrapada en uno de los edificios derribados. El rescate sólo duró unos 20 minutos.

Y es que la experiencia avala de sobra a este grupo de rescate que ha participado en terremotos de todo el mundo. Taiwán, Indonesia, Turquía y el último acontecido en Perú son algunos ejemplos.

Los voluntarios también tuvieron la oportunidad de aprender ayer a montar un campamento base, usar el equipo médico y saber cuáles son las medidas de seguridad que se deben aplicar a rajatabla para que no haya incidentes.

El objetivo no es otro, según Angelina Molina, que "los voluntarios tengan una visión general de cómo se trabaja, qué se necesita y que técnicas se deben seguir para actuar frente a una situación de estas características.

Esta vez solamente se trató de un simulacro de iniciación, pero para los ochenta voluntarios llegados de toda España que participaron en el segundo seminario de Búsqueda y Rescate en Terremotos que se ha celebrado este fin de semana en Málaga, fue toda una experiencia que no olvidarán.

más noticias de MÁLAGA Ir a la sección Málaga »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios