Málaga ya produce casi un millón de litros de vino tinto y blanco

  • Las primeras bodegas se instalaron en 2001 y ya están a pleno rendimiento con fuertes crecimientos de producción cada año · Francia, Alemania, Suiza, Estados Unidos y Bélgica son los principales mercados

Las bodegas malagueñas rozarán esta campaña un hito histórico. Por primera vez se van a producir casi un millón de litros de vino tinto, blanco y rosado inscritos en la denominación Sierras de Málaga del Consejo Regulador. El crecimiento, salvo algún altibajo, ha sido constante en los últimos años si bien el mayor salto ha tenido lugar en las dos últimas campañas, en las que casi se ha duplicado la producción de caldos. En la temporada 2008-2009 se calificaron 583.280 litros de vino y en la actual campaña, la 2010-2011, se prevé que se alcanzarán los 900.000 litros a falta del cierre oficial.

José Manuel Moreno, secretario general del Consejo Regulador de Denominaciones de Origen Málaga, Sierras de Málaga y Pasas de Málaga, explica que se están empezando a obtener los primeros resultados tras una década de trabajo. "La denominación Sierras de Málaga se creó en 2001 con la puesta en marcha de las primeras bodegas, pero hay que tener en cuenta que para que un viñedo empiece a tener una producción normal pueden pasar entre ocho y diez años. El vino es una inversión a largo plazo con un concepto empresarial muy vinculado al territorio y que depende de la naturaleza", señala este experto.

El millón de litros es una cifra redonda e histórica para los tintos malagueños pero no hay que lanzar las campanas al vuelo. De hecho, es una cifra prácticamente ridícula si se compara con la producción anual de grandes gigantes como Rioja, Ribera del Duero o Valdepeñas. El Consejo Regulador de Rioja anunció, por ejemplo, este pasado jueves que en la campaña 2010-2011 produjeron 284,29 millones de litros. Sin embargo, no sería justa la comparación ya que Rioja tiene 63.000 hectáreas de viñedo frente a las 1.300 de Málaga o 1.200 bodegas inscritas en su consejo regulador frente a las 39 de Málaga.

En cualquier caso, los vinos malagueños están, poco a poco, tomando su protagonismo teniendo a Madrid, Cataluña, País Vasco y Galicia como principales mercados nacionales y, en el extranjero, a Francia, Alemania, Suiza, Estados Unidos y Bélgica. El mayor peso de la producción vinícola malagueña la sigue teniendo el vino dulce aunque se están recortando las distancias. En la actual campaña, cuyos datos cerrados se conocerán en el mes de junio, se espera que se califiquen 1,6 millones de litros en esta tipología frente a los dos millones de la campaña anterior. Caen por tanto los vinos Málaga y suben como la espuma los Sierras de Málaga.

El mercado del vino está saturado en España. Hay decenas de denominaciones y centenares de bodegas por lo que es muy difícil encontrar un hueco en el mercado. Moreno destaca que este año harán promoción en restaurantes locales y asistirán a ferias y eventos internacionales especializados junto a la Cámara de Comercio. Una de las quejas habituales del sector ha sido el escaso apoyo de la restauración malagueña a los vinos locales, un fenómeno que, según Moreno, está cambiando a mejor. Ya hay un millón de litros de tinto, blanco y rosado llamando a la puerta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios